De playa en playa en la isla Perhentian

publicado en: Malasia | 2

Una cosa que nos ha gustado mucho en la isla de Perhentian era la facilidad de encontrar playas increíblemente bonitas en que pudimos estar casi siempre solos y todo eso en temporada alta. A los asiáticos en general, y los malayos no son una excepción, no les gusta nada caminar y se quedan en las playas principales donde tienen su resort. Lo único que hacen es ir de excursión en barco para hacer snorkelling; por supuesto todos con el chaleco puesto ya que solo una muy pequeña parte de ellos sabe nadar. Hemos hablado con un grupo de chicos locales que viven en Kota Bharu , no muy lejos de las islas, por lo tanto cerca del mar y casi ninguno sabía nadar, flipamos con eso…

En la isla hay tres rutas de playas y las hicimos todas (a algunas playas hemos vuelto varias veces), dos se hacen a pie, la tercera en kayak o en barco taxi.

1. Las playas entre Coral Bay y el pueblo de los pescadores

Desde el final de la playa en Coral Bay sale un sendero pavimentado por la selva hacia el pueblo de los pescadores. Es un paseo tranquilo de una hora en la selva y en el camino entre otros animales se puede encontrar muy a menudo los lagartos típicos de la isla que a veces son bien grandotes. Vimos uno de metro y medio, por suerte ellos nos tienen mucho miedo y se piró antes de que pudiéramos sacarle una foto. El camino sube y baja, pero no es nada difícil, aunque a veces hay árboles caídos en el sendero y hay que darles la vuelta

Solo se tarda media hora para llegar a la primera playa que es una playa virgen, aquí estuvimos varias veces bañándonos solos en sus aguas cristalinas y descansando (sombra solo hay por la mañana).

Apenas cinco minutos más adelante se encuentra la Mira Beach, una playa donde hay un resort simple con algunos bungalows. La poca gente que hay en el resort normalmente pasa el tiempo descansando en las hamacas de su bungalow, así en la playa no hay nadie. La última playa antes de llegar al pueblo es la Petani Beach que es la playa más larga con palmeras. Aquí también hay un resort con bungalows, pero apenas vimos gente.

Pasamos un buen rato en el agua jugando con unos nemos que tenían su anémona solo a un par de metros de la playa. Más para dentro el coral era bonito y encontramos un “map puffer fish” que no es algo fácil de ver ya que estaba bien escondido sin moverse. Fue muy emocionante ver este pez, intentar fotografiarlo y pensar en qué tipo era. Menos mal que los amigos del diving Angels Divers nos echaron un cable!

2. Las playas en la otra punta de la isla

En la parte norte hay algunas playas que valen la pena visitar, muchas de ellas totalmente desiertas durante la mayor parte del día. El esfuerzo para ir a ellas andando es mayor, porque primero hay que subir a la cumbre de una pequeña montaña donde se encuentran los molinos de viento. Con el sol se suda bastante mientras se sube a la cumbre por el sendero bastante empinado y todo bajo el sol. Básicamente hay que seguir los postes de la electricidad, pero la vista desde arriba recompensa. El mar tiene tantos colores distintos que son realmente una maravilla.

Por unas escaleras se podía bajar hasta el mar (son muchas escalones) pero al final hicimos un baño en un mar azul con fondo de arena blanca y una agua tan, pero tan transparente!

Cerca del mirador un sendero lleva a tres playas diferentes. La primera es la de D’Lagoon que es una bahía bonita con un resort de muchos bungalows. Seguimos el sendero para llegar a otras dos playas vírgenes, la Turtle Beach y otra que nos gustó más la Adam & Eve Beach donde pasamos un buen rato.

3. La Romantic Beach

Nuestra playa favorita de la isla es sin duda la Romantic Beach. La conocimos en la excursión de snorkelling, pero fuimos por la tarde con todo el grupo y no pudimos apreciar tanto su belleza. La segunda vez fuimos en kayak, pero aquella vez tampoco nos quedamos muchas horas, así que un día cogimos un barco taxi para ir allí por la mañana y les dijimos que nos viniera a recoger por la tarde.

Esta vez todo fue perfecto, hasta la 1 de la tarde estuvimos casi siempre solos, hacía un día maravilloso, se disfrutaba de los colores increíbles de esta playa con arena blanca y el mar de ensueño.

Nos sentimos muy felices, un verdadero paraíso que durante unas horas era solo para nosotros. En días grises de invierno seguramente nos imaginaremos estar en esta playa.

La isla de Perhentian Kecil ha sido la isla en que más tiempo hemos pasado, casi dos semanas. Sus playas, nuestra terraza, la barbacoa y su tranquilidad nos han atrapado!!!!

2 Respuestas

  1. Que pedazo de playas!!!!!
    Quines aigues, sense paraules.. :))

    • Rachele & Gábor

      Eiii August! Quina alegria tornar a llegir un comentari teu! Esperem que el viatge per casa hagi anat molt bé! Una abraçada als dos!

Deja un comentario