Volvimos a Bangkok desde Myanmar justo por el fin de semana cuando más elección de mercados hay en la ciudad. Nuestro amigo Nandh fue tan amable que nos volvió a hospedar durante 6 días más en su casa.

Uno de los mercados más populares entre los turistas y también entre los locales es el mercado Chatuchak en Bangkok que abre el sábado y el domingo. Así el sábado decidimos ir a dar un paseo para ver este mercado de más de 15.000 paradas. Para orientarse hay varios puntos con mapa donde se indican las diferentes secciones y también vimos mucha gente con mapa imprimido en la mano. Vaya que pasarse un día entero o dos aquí adentro no es nada difícil.
El mercado de Chatuchak es enorme, muy grande, tan grande que nunca habríamos pensado encontrar alguien conocido. Pero como el mundo es un pañuelo y este enorme mercado una gotita en el pañuelo, allí va, hemos encontrado a Philip y Verónica, nuestros amigos de Lima que estaban de vacaciones por aquí y vaya vaya hemos tenido la misma idea!!!
Mercado Chatuchak BangkokFue una gran y grata sorpresa volver a verlos después de tanto tiempo!!! Aprovechamos la ocasión para pasear juntos por el mercado y charlar un poco.

En el mercado Chatuchak en Bangkok hay de todo y aunque nosotros no vimos muchos chollos, lo pasamos genial entre las paraditas probando toda la comida que no habíamos visto aún!!!
comida callejera en el Mercado Chatuchak Bangkokcomida de mercado en el Mercado Chatuchak BangkokRachele tenía mucha ganas de ver algunos mercados flotantes, pero posiblemente no repleto de turistas así que el domingo por la mañana se puso en marcha hacia el mercado flotante de Taling Chan. Fue bastante decepcionante llegar allí y ver que en realidad más que de un mercado flotante se trata de restaurantes flotantes. Básicamente cocinan en el barco y la gente come en una especie de puente que han construido a propósito. Una cosa era cierta, pocos turistas había en este mercado.

mercado flotante Taling Chan

Para levantarse la moral, en la vuelta paró de nuevo en el mercado de Chatuchak donde Gábor la alcanzó para dar otro paseo.

Nos encanta la comida callejera y en general la comida asiática y la comida tailandesa está divina, pero después de 3 meses de viaje en Asia sin poder cocinar, nos moríamos por una carbonara. Tener una cocina y no hacerla era un delito, lo único es que no teníamos, ollas así nos ingeniamos y la hicimos en el microondas… quedó buena!!!!

Los otros dos días nos hemos relajado, hemos paseado en las zonas que más no gustan de Bangkok, hemos comido en los puestos callejeros y también hemos andado por el mercado nocturno de Patpong donde a parte del mercadito, habían también muchos locales de puteo.

Ah, por cierto hemos encontrado una pizzería callejera con una buena pizza, aunque pequeñita… nosotros seguimos comiendo en las paraditas de la calle con muchas ganas… Nos vemos!!!!

Empieza a organziar tu viaje_banner

¡Inscríbete a nuestra newsletter!
Recibirás las últimas novedades, contenido exclusivo e inspiración para tus viajes. ¡Es gratis!