Visitar Berlín fue todo un descubrimiento. La primera cosa que me chocó a la llegada fue el clima, 30 grados en el mes de mayo. Tampoco los berlineses se lo esperaban!

Pero nosotros, los 6 blogueros en misión de Barcelona Travel Bloggers, ( Juli de Experiencia en Europa, Bea de Don’t stop travelling, Jessica de Barcelona Blonde, Amadeu de amadeudeu y Celia de Cuaderns de Bitàcola) podemos decir haber traído el verano a esta ciudad tan al norte de Alemania.

Quiero empezar este post agradeciendo a Visit Berlin, Air Berlin y Barcelona Travel Bloggers por organizar este fabuloso blog trip.

La historia de la ciudad de Berlín, como sabemos, no es de la más placentera, pero con la ayuda de Visit Berlin nos hemos enamorado de esta ciudad y también de su historia tan dura. Porque sin ella Berlín no sería la misma ciudad inspiradora.

Con este post queremos llevarte con nosotros a pasear por esta ciudad tan vivaz

Historia del Muro de Berlín

Después de la segunda Guerra Mundial, Berlín fue dividida en cuatro sectores: el estadounidense, el británico, el francés y el soviético. En la zona soviética (oriental) se creó la República Democrática Alemana (RDA) y en la zona francesa, británica y estadounidense (occidental) se creó la República Federal de Alemania (RFA).

En el 1961 los soviéticos se dieron cuenta de que mucha gente emigraba a la zona occidental y para parar este fenómeno migratorio la RDA decidió construir el muro.

Durante la noche del 12 al 13 agosto del 1961 se levantó el famoso muro de Berlín. De la noche a la mañana muchas familias se encontraron divididas y muchas personas de la Berlín Oriental que trabajaban en la parte occidental perdieron su trabajo. Solo los de Berlín occidental podían entrar en la Berlín oriental para ver a sus familiares. Los que quedaban en la Berlín oriental, no podían ir a la parte occidental salvo en algunos casos excepcionales como por ejemplo en caso de la muerte de un familiar, un representante de la familia podía ir al funeral. Muchos fueron los que intentaron cruzar el muro; muy pocos con éxito. Hoy en día no se sabe la cantidad de personas que murieron en el intento.

Ruta en bicicleta por el muro de Berlín

Con Martin, nuestro guía en bicicleta de Berlin on Bike descubrimos la historia del muro de Berlín de una forma amena. Fue un gran privilegio tener a Martin como guía que, aunque era pequeño cuando se cayó el muro, recuerda bien estos momentos.

Descubrimos el punto de Bornholmer Straße, el primer paso fronterizo del muro que se abrió a las 23.30 del 9 de noviembre 1989. Martin nos hizo imaginar todo lo que pasó aquel famoso 9 de noviembre hora por hora. En el muro hay unas placas con todas las horas claves del día que te hacen vivir momento tras momento.

Muro de Berlín Bornholmer Straße

Cuando llegas a las 23.30, la hora en la cual se abrió el paso, viendo las fotos de la gente es difícil retener las lágrimas de emoción y un suspiro por el fin de una historia tan dura.

Primera parte del muro de Berlín que se abrió

Creo que Martin eligió empezar desde aquí para que pudiéramos enfrentar la visita de este muro que era 45 km largo con el corazón un poco más ligero y con un espíritu más alegre por saber que todo eso ya es historia.

Llegamos al Mauer Park, muy famoso por su intensa actividad de fin de semana. Aquí hay un buen trozo de muro donde los grafiteros cada semana lo vuelven a pintar y siempre es distinto. Parece algo puesto allí para dar todavía más color a un parque ya muy verde.

Muro de Berlín

Bernauer Straße es una calle muy simbólica por varias razones: los edificios de esta calle estaban tan pegados al muro que mucha gente intentaba saltar de la ventana para huir a la parte oeste, obviamente muchos perdieron la vida en este intento.
Es muy típico de Berlín ver áreas enteras sin edificios y Bernauer Straße es un claro ejemplo. Estas áreas son las que quedaban entre los 2 muros. Muy pocos son los que han reclamado estos terrenos, la razón por la cual están vacíos. Aquí se encuentra también el Wall Memorial, un museo al aire libre.

Bernauer Straße en Berlín

Tuvimos la suerte de ver unas de las pocas torres de control originales la Gedenkstätte Günter Litfin.

Torre de control Gedenkstätte Günter Litfin

En la Puerta de Brandenburgo símbolo de la ciudad, nos despedimos de Martin con un buen currywurst (salchicha con curry y tomate).

Martin nos hizo conocer la parte más auténtica del muro, aquella parte que los turistas difícilmente llegan a ver. En un viaje a Berlín una visita con Berlín on Bike es obligatoria!

Visita de Berlín en bicicleta

El muro no se acaba aquí, andando por el centro de la ciudad unas líneas de piedras te acompañan constantemente a significar donde pasaba el muro. Es imposible visitar Berlín y quererse escapar del muro que está presente tanto físicamente como en la cultura de la gente.

Nos quedan todavía dos puntos importantes para acabar de “conocer” este símbolo de Berlín:

El Check Point Charlie era el punto de acceso a Berlín Este para los diplomáticos, periodistas y los extranjeros autorizados con un permiso de un día. Aquí está el cartel  que simboliza la división durante la guerra fría y un “aviso” para quién quería ir al otro lado del muro:  “YOU ARE NOW LEAVING THE AMERICAN SECTOR” escrito en inglés, ruso, francés y alemán.

La East Side Gallery, un trozo de 1,3 km de muro es el símbolo de la libertad. Un museo al aire libre donde en 1990 artistas de todo el mundo hicieron 105 pinturas.

East Side Gallery en Berlín

Admiramos la fuerza con la cual los berlineses han sabido transformar una cosa terrorífica como el muro en algo tan espectacular!!!!

¡Inscríbete a nuestra newsletter!
Recibirás las últimas novedades, contenido exclusivo e inspiración para tus viajes. ¡Es gratis!