Ya no nos falta nada para salir, dentro de dos días ya estaremos (con permiso del tiempo) en Londres que será nuestra primera parada. Llevamos un rato sin escribir nada en el blog y no es porque no tengamos qué escribir, sino simplemente estas últimas semanas se han ido volando. Ante todo durante esta última semana, cada día nos levantábamos por la mañana ya con un montón de cosas en la cabeza: la preparación del viaje, la mudanza, la fiesta de despedida, las últimas cosas del trabajo y cada día nos caíamos en la cama a medianoche sin saber cómo se había volado el día tan rápido.

El sábado pasado hicimos una megafiesta de despedida que duró todo el día. Ya a las 11 de la mañana empezó a venir gente a nuestra casa para ayudarnos a cocinar. Desgraciadamente el tiempo no fue muy amable con nosotros ya que todo el día estaba lloviendo y esto nos complicó un poco la vida. Por suerte, gracias a nuestros amigos creativos, hicimos un invento para cubrir la parte de la terraza en que teníamos la barbacoa y luego comimos en el piso. La verdad es que la barbacoa fue un éxito total hemos hecho algo como quince kilos de carne a la barbacoa (costillas de cerdo, churrasco y butifarra) y nos pareció que nadie se quedaba con hambre:) Al final había 40 y pico personas en la fiesta, por suerte no todos a la vez:), pero en momentos puntuales había casi 30 personas en nuestro piso pequeño. Abajo podéis ver una parte de la peña.

Nuestra fiesta de despedida

¡Otra vez gracias a todos vosotros por venir y por compartir esta fiesta de despedida con nosotros! Ya sabéis que os echaremos mucho de menos durante el viaje, pero a la vez nos emociona saber tener tantos amigos en Barcelona que siempre nos esperarán cuando volvamos a pasar por aquí.

La mudanza fue (como creemos que lo es para todo el mundo) una cosa bastante agobiante. Además, no creíamos tener tantas cosas, pero al final a pesar de haber dejado y regalado muchas cosas, el salón seguía lleno de maletas y cajas. Por suerte, nuestro amigo Jaume nos ha echado un cable y nos guarda las cosas hasta la vuelta. En la foto podéis ver nuestro salón con las maletas.

29/01/2012

Creo que el momento más “doloroso” de estas semanas fue dejar nuestro piso a que teníamos muchísimo cariño. Fue nuestro primer piso juntos en que hemos estado muy felices, nos ha traído muchos recuerdos por las varias fiestas y barbacoas que hemos organizado y aunque sabemos que nos está esperando una fantástica aventura, nos costó parar las lágrimas después de cerrar la puerta por última vez.

Antes de hacer la mudanza también teníamos que preparar la mochila para saber cuántas cosas vamos a meter dentro y qué es lo que se queda aquí. Por el momento tenemos dos mochilas grandes que pesan demasiado para nuestro gusto, entonces más cosas se quedarán aquí. Pero bueno, al tema de la mochila le dedicaremos una entrada entera dentro de algunos días.

En el blog también hemos incluido una modificación importante. En la barra lateral de derecha, hay un apartado donde se puede suscribir, dejando un correo electrónico. Si uno se suscribe a la página, le llegará un correo con un link en que hay que clicar para confirmar la suscripción. A partir de entonces cada vez que escribamos un post nuevo, os llegará un mensaje de aviso, así os será más fácil seguirnos en nuestra aventura.