Al llegar a San Pedro de Atacama después de las aventuras en Bolivia, la primera cosa que notamos era que por fin no hacía tanto frío. Nos instalamos en el hostal en que éramos básicamente los únicos huéspedes (es temporada muy baja). La primera noche dimos un paseíto por el centro y nos informamos de las diferentes excursiones que se pueden hacer alrededor de San Pedro. El pueblo es muy bonito, tranquilo y es muy turístico. La calle principal está repleta de agencias de viaje y restaurantes bastante caros. En el hostal teníamos cocina, así por las noches podíamos cocinar.

Al día siguiente después de recorrer algunas agencias, contratamos dos excursiones con una chica maja que nos hizo bastante descuento por haber contratado más de una excursión con ellos. Después de comer otra cazuela (esta vez de ave) fuimos de excursión por la tarde. Como ya dijimos, es temporada bajísima, y eramos muy poca gente en la excursión. El guía, Eduardo, era un tipo muy majo con el cual nos reímos mucho durante el trayecto. Primero fuimos a la piedra que se llama Coyote, de donde se sacan las fotos típicas con el valle de la Luna de fondo. La verdad es que impresiona mucho sentarse en la piedra y mirar abajo. En nuestro grupo nadie se atrevió sentarse tanto al borde como lo hizo Peti, el primo de Gábor, cuando estuvo allí. La verdad es que a Gábor aún le entra temblor en la pierna, si piensa cómo era mirar hacia abajo.

El Coyote en san pedro de atacama

Lo que tiene particular este lugar aparte del valle de la Luna es la vista que tienes de las montañas lejanas. Como esta zona es muy árida y la humedad en el aire es muy baja, la visibilidad es de muchos km. Se puede ver montañas que están a 250(!) km.  Luego fuimos al valle de la Muerte para sacar unas fotos desde arriba. Eduardo nos explicó que aquí se encuentra la zona más árida de todo el planeta (la humedad en el aire apenas llega a 3%), aquí nunca llueve, vamos.

Valle de la Muerte

Luego hicimos un pequeño trekking en una cueva que estaba llena de bloques de sal y en general las piedras estaban cubiertas de sal en muchos lugares. En la cueva uno tenía que agacharse para poder pasar sin golpear la cabeza al techo, fue muy divertido. Luego fuimos al cráter principal del valle de la Luna que de verdad es impresionante. El nombre que le han dado a este sitio es más que justificado, el paisaje es tal y cual como uno se imagina la superficie lunar, nos encantó!! Y era aún más impresionante desde arriba cuando subimos a la duna principal para contemplar la puesta del sol.

Valle de la Muerte

Los colores después de la puesta son muy particulares. Mirando la puesta hemos encontrado un grupo de tres chilenos muy majos y estuvimos hablando mientras apreciábamos el panorama hasta que los guarda parques literalmente nos echaron. Por suerte Eduardo entendió perfectamente por qué no nos apetecía marchar, así no nos hizo problemas en esperarnos con el grupo. Encima, nos llevó a San Pedro por una carretera rural donde vimos un bosque interesante de árboles que son capaces de vivir en estas condiciones muy secas gracias a sus raíces muy largas que encuentran el agua muy en profundidad. Total, el valle de la Luna, es un lugar increíble!!!!!

Puesta de sol en el valle de la luna

Al día siguiente nos levantamos antes de las 4 de la madrugada para ir de excursión. Nos fuimos al Tatio para ver la zona geotérmica y los géisers.  En el tour de Uyuni, nos los perdimos por la nevada, así teníamos muchas ganas de verlos. Llegamos al Tatio, que se encuentra a 4200 metros de altura, aún de noche y hacía un frío de perros. Había 15 grados bajo cero, pero con el viento fuerte la sensación térmica era aún peor. Visitamos diferentes lugares de la zona geotérmica donde vimos diferentes formaciones. Géisers que tenían agua caliente a 83 grados y emitían humo y otros que sólo tenían fumarolas. Todos estos géisers tienen ciclos de actividad, así la cantidad de humo crece y luego baja.

geyser tatio

geyser tatio

El géiser más grande se llama Asesino, porque un francés quiso medir la temperatura del agua y se cayó dentro y murió al instante.

Killer Geyser

Aquí cerca del géiser grande también se encuentran aguas termales cuya agua tiene treinta y pico grados. Al principio nadie del grupo quiso bañarse porque nos daba un poco de cosa pensar cómo habría sido salir del agua con la temperatura hiper mega fría que había fuera, al principio todo el mundo solo puso los pies en el agua. Luego un chico alemán y Gábor se animaron y salvaron el respeto del grupo. La verdad es que el agua estaba muy agradable y a veces salían como corrientes super calientes que te quemaban el culo.

Cuando Gábor salíó del agua, se olvidó que no estaba en España y se puso a cambiar con toda la tranquilidad del mundo; cuando se dio cuenta que los chicos brasileños y ingleses, que estaban en el agua se pusieron a aplaudir como si hubiese sido un show, ya era demasiado tarde. La chica brasileña que estuvo en nuestro grupo nos dijo con cierta ironía que estos chicos probablemente no habían visto nunca un culo masculino (en Brasil hasta el topless, lo multan en las playas). De todas maneras nos dio mucha risa. Sudamérica aún después de cuatro meses y medio, nos puede sorprender. Después del baño tomamos el van para retornar a San Pedro. Hicimos varias paradas para ver los volcanes cercanos, pájaros típicos andinos y paramos un rato en un pueblo andino. Aquí visitamos la iglesia pintoresca y comimos unas empanadas de queso de cabra. Al mediodía ya estuvimos de vuelta en San Pedro, después de comer pasamos la tarde relajándonos. También enviamos un paquete con las cositas que hemos comprado en el viaje (ante todo en Perú y Bolivia) para no tener que seguir cargándolas. Por la tarde fuimos a la compañía de bus para informarnos sobre la situación del paso Jama (4200 m) que teníamos que cruzar al día siguiente para entrar a Argentina. Por suerte todo estaba bien, así la mañana siguiente temporalmente dejamos Chile para empezar nuestro recorrido por el noroeste de Argentina. Primera parada: Purmamarca!

icono informacion

 

Más información sobre Chile:

 

–  Guía para viajar a Chile

–  Qué ver en Chile en 15 días

Empieza a organziar tu viaje_banner

Viaja a Chile con un Operador Local y al mejor precio

5% de descuento reservando a través de Surfing the Planet



¡Inscríbete a nuestra newsletter!
Recibirás las últimas novedades, contenido exclusivo e inspiración para tus viajes. ¡Es gratis!