Queríamos un fin de semana relajante para poder desconectar, no pensar en nada y disfrutar de un lugar que todavía no conocíamos. Nos miramos y dijimos Costa Brava, desde siempre nos ha gustado mucho, hemos visitado ya muchos lugares allí, pero por supuesto todavía no la hemos vista toda.

Decidimos que Begur sería el lugar donde íbamos a parar. Miramos hotelitos, B&B etc… y nos topamos con un hotel que tenía un nombre tan raro que a mí (Rachele) no me decía nada, pero su sonido me atraía mucho; el hotel CLUC. Decidido, allí vamos.

Nada más entrar por la puerta en el CLUC boutique hotel de Begur está escrito: Cluc. adj. Dit de l’ull clos o tancat (en catalán) Español: ojo cerrado; Francés: oeil fermé; English: closed eye. Todo  toma sentido.

El Cluc Hotel se encuentra en una antigua casa colonial de los años 1800 que fue totalmente renovada respetando al máximo las líneas arquitectónicas del edificio original. Es un lugar muy acogedor, decorado con mucho estilo y cuidado en cada detalle.

Entrada hotel Cluc Begur

Santi, el dueño ha viajado mucho y nos contó que había decido crear el hotel que a él siempre le habría gustado encontrar en sus viajes. Un hotel acogedor, con estilo y mucha personalidad y que transmitiera la cultura local. Todas estas calidades están reunidas en el Cluc Boutique Hotel.

En el Cluc Hotel te sientes muy a gusto. Santi te deja la llave de la puerta principal para que puedas entrar y salir a tu gusto en total libertad. Cuenta con 12 habitaciones, cada una decorada de una forma distinta con mucho estilo, en cada una hay una frase en catalán que tiene que ver con el dormir, la nuestra era: A bona son no hi ha llit dur (cuando tienes sueño, no existe cama dura).

Habitación hotel Cluc Begur

Tiene un patio–jardín en la planta baja para los desayunos, una zona tipo chill out para relajarse en el sótano, una biblioteca y sala de reuniones en el primer piso y una zona con sofás en el segundo. Vamos que no le falta nada!

Desayuno hotel Cluc Begur Cuarto de estar hotel Cluc Begur Biblioteca hotel Cluc Begur

La cama es muy muy cómoda y tenemos que admitir que nunca en la vida hemos dormido en un hotel tan tranquilo, no se escuchaba nada ni un mínimo ruido.

Otro punto por el cual merece la pena pasar una noche en el Hotel Cluc son sus desayunos con productos típicos catalanes, todos de granjas de los alrededores; para chuparse los dedos.

productos tipicos catalanes desayuno hotel Cluc Begur

Así que acuérdate, si pasas por Begur pégale una visita a Santi, cierra los ojos y déjate mimar.

¡Inscríbete a nuestra newsletter!
Recibirás las últimas novedades, contenido exclusivo e inspiración para tus viajes. ¡Es gratis!