El río Amazonas es un mito y un viaje a la selva amazónica es un sueño para muchos. Una de las mejores aventuras es un viajar por el Amazonas en crucero, pero ya te decimos ahora que no estamos hablando de un viaje de crucero clásico. Viajar en crucero por el Amazonas para los locales es utilizar simplemente el transporte público suyo, la única forma de viajar al Amazonas y moverse entre su casa y el mundo exterior.

Cómo viajar en crucero por el Amazonas en Brasil

Para un viaje a la selva amazónica en barco tienes dos opciones. Uno de ellos es coger el barco que transporte a los locales en algunas de las ciudades donde paran estos cruceros por el Amazonas en Brasil: en Belém, Santarém o Manaus. La otra opción es hacer un tramo de viaje al Amazonas en un barco privado, pero de esto no tenemos información, ya que elegimos la primera opción.

Crucero local por el Amazonas en Brasil

Nosotros salimos a nuestro viaje a la selva amazónica en barco de Belém donde hicimos la cola para entrar en el barco y al llegar delante del control de seguridad nos enviaron para atrás. Aparentemente no habíamos entendido que teníamos que haber pasado antes por otra ventanilla en la cual te ponían una pulsera con el nombre del barco. Nos pusieron la pulsera y sorpresa sorpresa cerraron el embarque. Eran las 16.30 y tuvimos que esperar hasta las 18 para que volvieran a abrirlo. Viajar a la selva amazónica en un crucero local tiene estas cosas, no eres un turista, sino un simple pasajero.

El viaje en crucero por el Amazonas dura varios días, dependiendo del tramo que eliges. Hay dos opciones para dormir, o en una zona compartida de hamacas o en camarote pequeño, pero privado. Nosotros hemos elegido la segunda opción y el camarote era aún más pequeño de lo que pensábamos, nuestras mochilas apenas cabían.

La salida era prevista para las 18 horas, en realidad tuvimos que esperar que acabaran de cargar mercancía de algunos camiones. Por fin después de 3 horas y media de retraso dejamos Belém y empezó nuestro viaje al Amazonas.

Hamacas en el barco en el rio Amazona

Nuestro viaje iba a durar 2 días y medio y al principio creíamos aburrirnos, pero al final  conocimos a muchos nuevos amigos y con ellos pasamos la mayoría del tiempo charlando, riendo y tomando cervezas y el crucero por el Amazonas voló mucho más rápido que esperábamos.

Nuestro barco como iba a contracorriente, iba cerca de la orilla muchas veces y vimos desde cerca el bosque, las casas, muchas de ellas completamente inundadas por estar en la temporada lluviosa. Para nosotros la estación lluviosa es la mejor época para viajar a Brasil si quieres ver cómo se inundan en las casas y cómo la gente convive con eso. Casas en el rio Amazona

En nuestro viaje por la selva amazónica paramos en varios pueblos como Breves, Mont Alegre, Prainha para cargar pasajeros i/o mercancía. A veces se nos enganchaban algunos barcos pequeños para cargar mercancías mientras andábamos, otras veces se enganchaban barcos de niños y subían para vendernos fruta y pan. Viajar en estos tipos de cruceros por el Amazonas es una buena oportunidad de ver la vida local desde cerca y nos impresionó ver pequeños barcos con a veces un niño acercarse a nosotros para ver si alguien le tiraba dinero o otras cosas.

Niños en el rio amazona

Cuando paramos en Breves el barco se paró en el muelle pero quedaba aún algunos metros entre el muelle y el barco. Entonces para descargar cosas pusieron una tabla de madera muy estrecha que servía como un puente. Aquí subieron al barco (pero subiendo por las paredes) chicos y hombre para vender pan, fruta, comida y helado. Fue muy fuerte ver cómo se pasaban las cosas y como subían al barco. Seguro que estaban acostumbrado pero a nosotros nos impresionó mucho.

Vendedores de fruta y pan

Si algo podemos lamentar de nuestro crucero por el Amazonas es la comida: por ejemplo el almuerzo lo servían entre las 10h30 y las 13h (quién almuerza a las 10h30???) y si ibas a comer a las 12h30 ya te miraban mal. Las camareras eran increíblemente antipáticas y con una mala leche que no veas; solo se salvaba una chiquilla joven. En general, la tripulación fue bastante infumable, les costó darte una sonrisa.

Aparte de ver la vida local en un nuestro viaje a la Amazonas, uno de los grandes recuerdos fue ver los delfines rosados. ¡Qué sorpresa maravillosa, eran enormes y estupendos!

El delfín rosa - Viaje al Amazonas

Al final nuestro viaje a la selva amazónica en barco duró 1 día más que era previsto, en vez de 2 días y medio tardamos 3 días y medio. Aunque hemos viajado mucho con la Renfe o con Vueling en nuestra vida, con el día entero de retraso que hemos acumulado durante, en principio, 60 horas de viaje, no podrían competir ni ellos.

Lamentablemente ni la última noche nos podían dar información segura sobre la hora de llegar y el tiempo que el barco permanecerá parado en el puerto de Santarém. Como el barco seguía a Manaos, no nos habría gustado quedar en el barco, así no dormimos cada noche esta última noche. A las 3 de la noche ya hemos llegado, pero al final solo bajamos del barco sobre las 7.

El viaje al Amazonas en crucero local no es un viaje de lujo para nada. Sin embargo tanto los paisajes, la experiencia misma y el grupo que se suele formar en estos viajes en que uno está encerrado en un barco convierten estos viajes en una experiencia inolvidable y totalmente recomendable.

 

Te ayudamos a ahorrar en tu viaje

– ZZZ… RESERVA TU HOTEL – encuentra alojamiento al mejor precio.

– Te regalamos 25€ EN TU PRIMERA RESERVA CON AIRBNB – encuentra el anfitrión perfecto

– WOW… EXCURSIONES, VISITAS GUIADAS BARATAS y ENTRADAS SIN COLA – organiza tus visitas antes del viaje para ahorrarte colas y estrés.

– AUCH… SEGURO DE VIAJES CON 5% DE DESCUENTO – el seguro de los blogueros.

– OOOOH… LAS MEJORES GUÍAS – tu guía de viaje en libro o en formato e-book.

– FLYYY… Busca tu VUELO MÁS BARATO.

– BRUM BRUM… ALQUILA UN COCHE BARATO PARA TU VIAJE – encuentra el coche para ti entre varias compañías.