Después de pasar la noche en un camping de DOC cerca de la población de Herbert, nos dirigimos a Moeraki, aún en la costa este. Aquí en la playa misma hay unas piedras redondas que son muy peculiares, pero tampoco disfrutamos mucho de ello, porque empezó a llover más y más fuerte.

Paramos también en Omarau, donde hay una colonia de pingüinos azules, pero hasta la tarde están fuera en el mar, así no los pudimos ver. Dejamos la costa para dirigirnos al centro, pasamos por la zona de Waitaki, vimos varias presas en los diferentes lagos y llegamos a Omarama donde averiguamos que durante los próximos dos-tres días iba a llover todo el tiempo. Por primera vez paramos ya a las 2 de la tarde en un camping privado de Omarama y pasamos toda la tarde relajándonos en la furgoneta, escribiendo el blog, organizando un poco nuestra estancia en Australia.

Al día siguiente el tiempo no había mejorado, por lo menos pudimos ver los Clay Cliffs, unas rocas bastante bonitas a que se accede por una carretera privada y un lago a que se llegaba por una carretera muy bonita, teniendo las montañas blancas de nieve fresca siempre delante nuestro

Desde el lago Pukaki en los días claros se ven las montañas de los Alpes con el Mount Cook incluido, pero este día no se veía nada de nada. Seguimos adelante hasta el lago Tekapo, avanzando adelante empezó a haber nieve al lado de la carretera. Fue la primera vez que vimos nieve en NZ en un lugar que no estuviese arriba en la montaña. Nos instalamos en el camping del lago Tekapo y como llegamos bastante pronto teníamos parcela con vistas al lago.

Al día siguiente lo único que hicimos fue cambiar de camping, escogimos uno de Fairlie en que por primera vez encontramos Wifi gratis y hasta pudimos llamar la familia con Skype, ¡qué lujo es eso en este país!

Después de 3 días con tiempo pésimo, nos levantamos con sol y aprovechamos para ir al observatorio que se encuentra encima de la montaña cerca del lago Tekapo de donde hay una vista preciosa del lago y las montañas.

Luego nos dirigimos al Parque Natural Aoraki/Mount Cook. Aquí se encuentra el pico más alto de Nueva Zelanda con su altura de 3.850 metros. Hacía sol, pero las montañas altas estaban cubiertas, y el Mount Cook seguía escondiéndose de nosotros. Hicimos una caminata entre las montañas hasta el lago Hooker. El paisaje es hermosísimo por aquí, con bosques, montañas nevadas, un río que hay que cruzar dos veces, glaciares, pero desgraciadamente los picos de Mount Cook, como lo del resto de las montañas altas, estaban cubiertos. Arriba en el lago esperamos un rato para que se despejara y por algún momento se veía algo de los picos, pero no era cómo los queríamos ver.

Lo que sí que vimos y escuchamos a lo lejos han sido algunas avalanchas que hacen un ruido que te espanta un poco. Volvimos al campamento pero como hacía frio antes de decidir si dormir allí o menos, fuimos a ver un camping, entramos, no había nadie, solo un cartel con los precios y decía de acampar. Nosotros, con toda la jeta, aprovechamos la ocasión, nos hicimos una ducha caliente y volvimos al campamento del DOC y ya veremos el tiempo si vale la pena repetir la caminata. Por la noche el cielo se despejó completamente y se veían muchas estrellas. Lo que es curioso aquí es ver las estrellas no solo arriba sino a tus lados apenas mirando encima de los árboles, es como si hubiese una cúpula encima nuestro a cuya pared han colgado las estrellas.

El cielo de la noche ya prometía, pero igualmente estábamos súper contentos por la mañana al ver un cielo sin una nube.

Repetimos la misma caminata hacia el lago y después de cruzar el segundo puente aparecieron delante de nosotros, los picos del Mount Cook que tiene un pico doble y es una sensación increíble. Aún más cuando llegamos al lago y vimos el reflejo de los picos en el agua. Pasamos un par de horas relajándonos, mirando el paisaje, jugando con las piedras y viendo cómo las piedras pequeñas se quedan encima de la capa fina de hielo en el lago y en un momento dado desaparecen.

Volvimos contentos de haber visto la última cosa que de verdad deseábamos ver de NZ y tomamos la vuelta. Hicimos un desvío por una carretera de ripio que nos llevaba al lago Tasman donde se encuentra el Mount Tasman y su glaciar, también fue una vista muy bonita.

Contemplamos la puesta del sol en el lago Pukaki con el reflejo en el agua de la cordillera de los Alpes. Todo estaba rosado, el Mount Cook incluido… una bellísima vista que estuvimos mirando durante una horita. Cogimos la carretera para Geraldine e íbamos a un camping del DOC entre Fairlie y Geraldine, pero éste estaba inundado por las lluvias fuertes de los días anteriores, así tuvimos que volver al camping de Fairlie.

Durante el último día completo que teníamos con Speedy, fuimos hacia Christchurch donde íbamos a dejar el coche al día siguiente. Primero fuimos a un lago pequeño cerca de Fairlie y luego en Geraldine tomamos la Scenic Route 72 que pasa por muchos campos verdes y cerca de algunas montañas. Avanzamos con toda la tranquilidad, haciendo una gran pausa de comida en un lugar muy agradable cerca de un río y luego llegamos al campamento que se encontraba en el bosque a unos 50 km de Christchurch. Aquí, en soledad total hemos pasado nuestra última noche con Speedy, un poco tristes sabiendo que mañana nos tendremos que despedir de él.

Empieza a organziar tu viaje_banner

¡Inscríbete a nuestra newsletter!
Recibirás las últimas novedades, contenido exclusivo e inspiración para tus viajes. ¡Es gratis!