Montar tu viaje por Brasil no es una tarea fácil. A la pregunta de qué ver en Brasil te saldrá un listado de muchísimos lugares espectaculares repartidos en un país cuyas dimensiones superan a las de la Unión Europea. Un país en que podrás encontrar realmente todos tipos de paisajes desde selvas tropicales hasta playas de arena blanca, ciudades gigantescas, pueblos coloniales y gente alegre a que le gusta la fiesta.

Es una tarea totalmente imposible proponer una sola ruta para recorrer (incluso viajando muy rápido) todo el país, por eso anteriormente te hemos propuesto un itinerario clásico de qué ver y hacer en Brasil en 3 semanas por el sureste y el noreste del país.

En este post te proponemos otro itinerario de qué ver y hacer en Brasil en 3 semanas  recorriendo la parte norte del país. Este itinerario te llevará a descubrir los desiertos de Brasil y la maravillosa Amazonas. El viaje empieza en Río de Janeiro, la ciudad más emblemática de Brasil, para luego centrarse en las maravillas del norte, el Lençóis Maranheses, el desierto más espectacular que nunca hemos visto y la Amazonia, la selva tropical más grande del mundo

Qué ver en Brasil en 3 semanas – Itinerario por el Norte

Día 1-4. Río de Janeiro, la ciudad más espectacular de Sudamérica

Día 5-6. Jericoacoara, un pueblo hippy entre dunas y mar

Día 7-10. Lençóis Maranheses, un desierto con lagunas

Día 11-12. Sao Luís y Belém, la entrada a la Amazonia 

Día 13-15. Navegando por el Amazonas de Belém a Santarém

Día 16-18. Dormir en la selva amazónica cerca de Santarém

Día 19-21. Avistando animales en la selva amazónica cerca de Manaos

Día 1-4. Río de Janeiro

Río de Janeiro será tu entrada a Brasil en este itinerario. Esta ciudad seguramente te impactará, como lo hizo con nosotros. Río es una ciudad en que encontrarás todo, fantásticas vistas, como las del Cristo Redentor o del Pan de Azúcar. Barrios con vida nocturna guay como el barrio de Santa Teresa, favelas que puedes visitar (la Santa Marta por ejemplo) para ver como viven millones de brasileños su vida. No te pierdas las escaleras Selaron, un lugar muy peculiar, lleno de colores. Y por supuesto no pueden faltar una visita a sus playas emblemáticas, Ipanema y Copacabana que son las favoritas de los locales.
Que ver Brasil, Escaleras Selaron, Río de Janeiro, Brasil

Día 5-6. Jericoacoara

Desde Río de Janeiro podrás coger un avión (en Brasil por suerte hay compañías de bajo coste) hasta Fortaleza y desde allí ya en bus, o casi, podrás viajar hasta Jericoacoara. El bus te dejará a unos kilómetros del pueblo a que finalmente se accede solo en vehículos de todo terreno, ya que Jericoacoara se encuentra entre dunas de arena. El pueblo de Jericoacoara es de estos pueblos hippy a que los viajeros llegan para estar un par de días y acaban quedándose allí para un tiempo más largo. Es un pueblo muy tranquilo en un entorno natural maravilloso con playas largas y grandes dunas de arena. A la hora del atardecer podrás subir a la duna principal del pueblo y disfrutar de las bonitas puestas de sol en el mar.Duna de arena, Jericoacoara, Brasil

Día 7-10. Lençóis Maranheses

Hemos visto muchos desiertos durante nuestros viajes, pero no hay uno como el Parque Nacional de Lençóis Maranheses. Junto con las cataratas de Iguazú, este es el paisaje más espectacular que hay que ver en Brasil. Se encuentra en la costa norte de Brasil y es un desierto muy especial porque entre sus dunas de arena encontrarás lagunas de agua dulce; resultado de la lluvia que se acumula bajo tierra durante la estación lluviosa. Por eso, el mejor momento para visitar Lençóis Maranheses es entre mayo y agosto, después de las lluvias, cuando las lagunas están llenas. Es uno de los paisajes más surrealistas que puedas ver en Brasil, pero también es un lugar difícilmente accesible. Desde Jericoacara es un par de días de viaje en vehículos todo terreno, buses y barcos para llegar a Atins, el pueblo al lado del parque. Para la mejor experiencia te recomendamos contratar a alguno de los guías jóvenes del pueblo que te llevan a caminar entre las dunas y, en medio del desierto, podrás dormir en una oasis donde solo viven 5 familias. ¡Una experiencia inolvidable!Laguna Verde, Lencois Maranheses, Brasil

Día 11-12. Sao Luís y Belém

Después de caminar un par de días en el desierto te parecerá bien estar en ciudades que te ofrecen todas las comodidades. La ciudad de Sao Luís es otra bonita ciudad colonial cuyo centro histórico es ha sido declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Es una ciudad un poco decadente, pero tiene su encanto, así que vale la pena que pases un día allí antes de continuar hasta Belém. Belém es la ciudad que se encuentra al lado de la desembocadura del Amazonas. En la ciudad misma hay poca cosa espectacular de ver; destaca el impresionante edificio del Teatro de Paz. Sin embargo de Belém salen los barcos públicos que te llevan, por el río Amazonas, hasta la Amazonia. Bar Viejo, Sao Luis, Brazil

Día 13-15. Navegando por el Amazonas de Belém a Santarém

Una de las experiencias que no te puedes perder si viajas al Norte de Brasil, es navegar por el Amazonas. En esta parte del país no existen carreteras y a las ciudades principales se puede llegar en avión, pero la mayoría de las poblaciones son accesibles solo en barco. El viaje en barco desde Belém hasta Santarém dura 2-3 días dependiendo de las corrientes. La mayoría de la gente duerme en hamacas colgadas en zonas designadas en el barco, pero si quieres algo más de privacidad, los barcos disponen de camarotes muy sencillos con baño privado. Es una bonita experiencia contemplar desde el barco la selva inmensa y las pequeñas aldeas donde la gente vive en una relación muy íntima con el Amazonas. Avistar animales es difícil en este viaje, pero si tienes suerte como nosotros, podrás ver delfines rosas que viven en el Amazonas. Navegar por el Amazonas es inolvidable, pero al planear tienes que considerar que después de un rato el viaje se vuelve bastante monótono.Casa inundada en el Amazonas

Día 16-18. Santarém

Después de navegar por el Amazonas hasta Santarém, vale la pena explorar la selva Amazónica. Nosotros estamos en contacto con un guía local que hace décadas que dedica su vida a que los viajeros conozcan mejor la Amazonia. En su tour te llevará a dormir una noche en una hamaca en medio de la selva que es una experiencia realmente inolvidable.  Por supuesto también te llevará en barco a avistar animales y con él vas a poder entender un poco mejor cómo fluye la vida en esta parte aislada del mundo. Si te interesa hacer esta experiencia contactamos a través de nuestra consultoría de viajesWater Lillies - A trip to the Amazon Rainforest

Día 19-21. Manaus

Manaus, es la capital de Amazonia, una ciudad que ha crecido muchísimo en los últimos años. No es una ciudad especialmente bonita, sin embargo es una base perfecta para explorar la Amazonia. A Manaus podrás llegar desde Santarém en avión o si quieres viajar otros 3 días de barco, también existe esta opción. En Manaus también estamos contacto con otro un guía local, que te alojará en su bonita aldea donde vive con su familia. Desde allí te llevará en barco a avistar animales por el día (monos y pájaros ante todo) y por la noche también (para ver caymanes). También podrás hacer un pequeño trekking por la selva para ver insectos, arañas y plantas autóctonas. Si te interesa hacer esta experiencia contactamos a través de nuestra consultoría de viajesUn lago en la selva Amazónica

Para que no te falte nada para organizar tu viaje, ponemos a tu disposición también nuestra mini guía de viaje a Brasil con muchos consejos útiles.

¿A qué esperas para empezar ya a planear tu viaje a Brasil?

Si no tienes tiempo para hacerlo tú solo, te ayudamos nosotros con nuestra consultoría de viajes, no te preocupes lo importante es que disfrutes de este maravilloso país.
Empieza a organziar tu viaje_banner

¡Inscríbete a nuestra newsletter!
Recibirás las últimas novedades, contenido exclusivo e inspiración para tus viajes. ¡Es gratis!