La Habana, la capital de Cuba se conoce mundialmente como una ciudad atrapada en el tiempo. Hoy en día (nuestra visita fue en marzo del 2016) muchas cosas están cambiando en Cuba y también en su capital, pero mucha parte de esta sensación de estar parado en el tiempo todavía se respira en sus calles. Ya al tocar el suelo cuando uno coge un taxi que probablemente será un coche antiguo de los años 50, uno se da cuenta que está  en un mundo muy peculiar. A nosotros nos fascinó la Habana incluso más que lo esperábamos. Sus calles y edificios decadentes llenos de historia, sus parques y paseos peatonales con mucha vida local, su gente amable y alegre a pesar de todas sus dificultades, sus ventanillas de comida barata, sus vistas desde lo alto nos enamoraron de verdad. La Habana fue nuestra entrada a Cuba donde pasamos las primeras tres noches antes de empezar nuestra vuelta por el país y luego antes del regreso a casa volvimos a pasar aquí otra noche. Aquí os contaremos lo que pensamos que hay que ver y hacer en la Habana en 3 días.Edificio tipicos de centro habana - que ver en la habana en tres dias

Qué ver en La Habana en 3 días

Día 1. La Habana Vieja y sus plazas

El barrio más tradicional de la ciudad de la Habana se sitúa alrededor de 4 plazas (en realidad son 5, pero 1 es mucho menos frecuentada por los turistas). La plaza de la Catedral es la más pequeña de las 4 plazas, pero aquí encontramos el impresionante edificio de su Catedral (patrimonio de la UNESCO) que como particularidad tiene dos torres bien distintas. Pasamos un buen rato visitando este majestuoso edificio a cuya torre se puede subir pagando 1 CUC para disfrutar de unas vistas muy bonitas de la plaza y de la Habana Vieja. En la plaza hay varios palacios de la época colonial a que se puede entrar gratis y subir a sus terrazas de donde se puede ver la catedral y su plaza de otro punto de vista.

Plaza de la catedral desde arriba, La Habana, Cuba

Cerca encontramos la plaza de las Armas que es nuestra plaza favorita en la Habana. Aparte del gran número de edificios espectaculares que rodean la plaza, nos encantó que tuviera muchos árboles que dan sombra durante todo el día. Tal vez por eso muchos locales también eligen este lugar para descansar un rato, conversar y muchos para fumar sus puros. Vimos también muchos grupos de niños con sus corbatas rojas o azules (un buen recuerdo para Gábor de la época comunista que vivió Hungría y que de cierto modo sigue viviendo Cuba) jugar en la plaza. Durante nuestra visita por la Habana volvimos una y otra vez aquí para estar cerca de la vida local. Aparte de los palacios de la época colonial en la plaza encontramos el Castillo Real de la Fuerza con sus muros.

La plaza de San Francisco de Asís se encuentra cerca del puerto y aquí encontramos también varios edificios importantes como el Convento de San Francisco de Asís o la Lonja del Comercio. En esta plaza se encuentra también una de las fuentes más bonitas de la ciudad, la fuente de los Leones.Plaza de San Francisco de Asis Cuba | Que ver en la Habana

La plaza más colorida de la Habana Vieja es la Plaza Vieja con sus edificios barrocos y de art nouveau. Las terrazas de los bares siempre están llenas de vida con gente tocando música y bailando, son ideales para un rato agradable en la compañía de un mojito o un café, por supuesto pagando el precio de turistas no muy distinto de lo que se paga por lo mismo en España.

La  quinta plaza, la plaza del Cristo que está bastante olvidada en comparación con las otras 4 a pesar de que también alberga varios edificios bonitos como la Iglesia del Santo Cristo del Buen Viaje. Esta plaza es mucho más local que las otras 4 y algunos de sus edificios están en bastante mal estado.Plaza Cristo en La Habana | Que hacer en Cuba

Aparte de conocer sus maravillosas plazas vale la pena andar por las calles del barrio, la calle más famosa quizás es la calle Obispo siempre llena de vida con sus bares donde siempre hay música cubana que se escucha desde la calle. Hemos pateado bastante por las calles del barrio y pudimos apreciar una diferencia bastante importante entre las calles cercanas a los lugares de interés turístico donde los edificios que vimos todos lucían y estaban renovadas, mientras yendo algunas calles más afuera del barrio vimos que la mayoría de las casas estaba a punto de caerse para abajo y eso nos llenó el corazón con bastante tristeza.Calle de La Habana Vieja en Cuba | Que ver en Cuba en tres días

La Habana Vieja es un barrio encantador y a pesar de que sus calles turísticas están llenas de restaurantes y tiendas caras, también es fácil adentrarse en la vida local.  En todos los lugares disfrutamos de las conversaciones con la gente local como aquella vez que – juntos con algunos alumnos recién salidos de su escuela u otros locales –  estuvimos esperando una media horita haciendo cola para comprar unas pizzas en algunas de estas ventanitas de comida en que se paga muy poco y en la moneda nacional. Si queréis leer más sobre el tema de comida, ya hemos escrito un post aparte sobre qué comer en Cuba.

Día 2. Centro Habana

Otro barrio que hay que ver en la Habana es Centro Habana o simplemente Centro. Aquí encontramos el edificio más emblemático de la Habana y probablemente de todo el país, el asombroso Capitolio. Nosotros estuvimos en la Ciudad justo antes de que ocurriera la visita histórica del presidente Obama. En aquellos días La Habana era una locura, estaban finalizando las obras que llevaban haciendo en los alrededores del Capitolio, estaban en concreto reasfaltando las calles, así que algunas calles estaban cerradas para el tráfico que estaba medio loco, en fin una aventura. El Capitolio se parece mucho a lo de Washington, pero es algo más grande y mucho más currado en nivel de detalles arquitectónicos. Nosotros lástima no pudimos visitarlo, pero aún desde fuera es algo espectacular.Capitolio vista desde lateral. Viaje a Cuba

La mejor forma de visitar el Centro Habana es empezar en el Castillo de San Salvador de la Punta que se encuentra en el Malecón, el famoso paseo marítimo de La Habana de que hablaremos más tarde. De aquí nos dirigimos hacia el Capitolio siguiendo el Paseo Martí (conocido también como Paseo del Prado), una calle de estilo rambla. Nosotros tuvimos el placer de andar por este maravilloso paseo cuando por la esperada visita de Obama estaba cerrado para el tráfico, así que pudimos disfrutar de su ambiente y las bonitas casas coloridas que rodean este paseo. Cerca del Paseo Martí encontramos también el Museo de la Revolución que fue en su día el Palacio Presidencial y desde cuyo balcón Fidel Castro hizo uno de los discursos más importantes durante la revolución.

Viniendo desde el Malecón antes de llegar al Capitolio encontramos otra joya que hay que ver en Habana, el Parque Central, un lugar lleno de vida. Aquí alrededor de la estatua de José Martí siempre encontramos muchos locales. Hay dos grupos, uno de los “bailarines” que siempre están bailando salsa entre ellos o con los turistas y otro de los “deportivos”,  que se reúnen para discutir con mucha pasión sobre las novedades del béisbol; el deporte nacional de Cuba. Fue gracioso porque durante nuestra visita aquí como en otros lugares de Cuba el tema principal de las conversaciones no era el béisbol sino la visita de Obama y las consecuencias de los cambios que el país estaba viviendo.

Alrededor del parque encontramos los majestuosos edificios del Hotel Inglaterra y el Gran Teatro de la Habana.El Hotel Inglaterra en La Habana. Viajar a Cuba

Desde el Capitolio podemos continuar la visita del Centro Habana hasta llegar al tranquilo Parque de la Fraternidad y no muy lejos encontraremos otra fuente bonita, la fuente de las Indias. También llegamos a la entrada del barrio Chino que no es muy chino;  aparte del arco de entrada poca cosa nos recordará un barrio chino auténtico. El barrio del Centro Habana está mucho menos cuidado y restaurado que la Habana Vieja, aquí realmente pudimos sentir la sensación de la Habana decadente parada en el tiempo de los años 50.

La Plaza de la Revolución, “encuentro” con El Ché

Hay pocos lugares de Cuba que resumen tan bien la esencia de su revolución como la plaza que lleva este propio nombre. En la Plaza de la Revolución, una plaza muy amplia, encontramos varios símbolos importantes de la revolución la cubana. El más famoso de ellos es la imagen de El Ché Guevara con la famosa frase “Hasta la victoria, siempre” delante la cual nosotros también nos sacamos la foto obligatoria de guiris. Aparte de el Ché, en otra imagen gigantesca está también la cara de Camilo Cienfuegos con su mítica frase “Vas bien Fidel”. En el centro de la plaza encontramos la enorme estatua de José Martí a que se puede subir.Plaza de la revolución en la habana - que ver en la habana

Día 3. El Barrio Vedado

Otro barrio que hay que ver en la Habana es el Vedado, un barrio mucho más tranquilo que el Centro y la Habana Vieja. En este parte encontramos casas grandes con mucho espacio verde y la estructura del barrio se parece a las ciudades estadounidenses con calles denominadas con letras y números. Nosotros estuvimos alojados en este barrio y lo podemos recomendar plenamente, el Vedado es un barrio muy agradable para pasear en ello sin encontrar turistas en cada esquina.

En este barrio encontramos el campus de la Universidad de la Habana. El campus se constituye de bonitos edificios rodeados por jardines con palmeras. La escalinata que nos conduce a la entrada es especialmente impactante.

Entrada principal de la Universidad de la Habana en Cuba

No muy lejos de la universidad encontramos otro lugar muy peculiar, el Callejón de Hamel, un callejón que representa el centro de la cultura afrocubana en la Habana. Las calles están decoradas con graffiti y esculturas de muchos colores, todo hecho de material reciclado. Te recomendamos pasear aquí y tomar algo en alguno de los agradables bares del callejón.

Callejon Hammel en La Habana | Viajar a Cuba

En el barrio Vedado encontramos también la mayoría de los hoteles míticos e imponentes de la ciudad que recuerdan la época cuando la Habana era el destino de lujo favorito de los turistas estadounidenses. Aunque estos hoteles impactantes se ven desde casi toda la ciudad, vale la pena dar una vuelta por aquí para apreciarlos desde cerca. Los hoteles más importantes son el Hotel Habana Libre, el Hotel Capri y quizás el más famoso, el Hotel Nacional. Este último hotel de lujo vale la pena visitarlo por dentro también para ver la galería de fotos con todos los famosos que se alejaron aquí. El jardín de este hotel es muy bonito por las vistas del Malecón y el mar que se aprecian de aquí.Hotel nacional en la habana - viajar a cuba

Si te gusta visitar cementerios, el Cementerio de Colón que se encuentra también en el Vedado, será de tu agrado ya que dentro del cementerio encontrarás panteones que son obras de arte de verdad.

El otro lado de la bahía, las maravillosas vistas de la Habana

No podemos dejar La Habana sin disfrutar de sus vistas. Al mejor sitio para verlas se llega cogiendo el ferry en el muelle (en la Habana Vieja) que zarpa a Casablanca. El ferry vale 1 CUP (muy barato, unos 4 céntimos) por trayecto. A nosotros ya nos gustó el viaje porque empezamos a ver la ciudad de otro punto de vista.

Llegando al otro lado, tenemos varias opciones para ver las mejores vistas. Nosotros primero subimos a la colina donde se encuentra una estatua de mármol de Cristo y flipamos con las vistas maravillosas de la ciudad. En este lado de la bahía se encuentran también dos fortalezas importantes, la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña y el Castillo de los Tres Reyes del Morro. Fuimos andando hasta la punta donde encontramos el faro del Castillo del Morro, este faro que siempre habíamos visto cada vez que paseábamos por el  Malecón. De aquí disfrutamos de las mejores vistas de la ciudad, de toda la bahía y del mar.Vista de la Habana desde Casablanca, Cuba | Que ver en la HabanaPanoramica de la Habana desde Casablanca en Cuba

El Malecón, el lugar donde socializan los cubanos

Otra cosa imprescindible que hay que hacer en la Habana es recorrer su Malecón, el paseo marítimo famoso por su ambiente local. Nosotros paseamos por aquí varias veces y siempre a la hora del atardecer cuando el Malecón se llena de locales que pasean por allí o se sientan en algún sitio y disfrutan de conversaciones largas, la puesta del sol y el ambiente especial de este lugar.Puesta de sol desde el Malecon de La Habana en Cuba

INFORMACIÓN ÚTIL PARA VISITAR LA HABANA

CÓMO LLEGAR A LA HABANA

Hay varias compañías que tienen vuelos directos a la capital cubana. Desde España el más sencillo es llegar con los vuelos de Iberia o Air Europa desde Madrid.

CUÁNDO IR A LA HABANA

Como en el resto de Cuba, la temporada alta es desde noviembre hasta mayo cuando llueve poco y encontramos temperaturas más frescas. Igual nosotros fuimos en marzo y durante los primeros días encontramos un calor bestial, pero en el Caribe eso no es sorprendente. Se puede ir también durante los meses de verano europeo, pero también con el riesgo de encontrar un huracán.

DÓNDE DORMIR EN LA HABANA

En La Habana hay dos opciones, los hoteles que suelen ser muy caros o la otra que recomendamos nosotros es dormir en una de las muchas casas particulares. Nosotros nos alojamos en el Vedado y nuestros anfitriones no solo nos hicieron sentir como en casa, sino nos dieron muchas informaciones que facilitaron nuestra estancia en La Habana o en Cuba en general. Más sobre dónde dormir en la Habana.

CÓMO MOVERSE POR A LA HABANA

Moverse por la Habana no es complicado y es bastante barato si uno sabe algunos trucos. Hemos escrito un post dedicado a cómo moverse por la Habana.

QUÉ COMER EN LA HABANA

En la Habana, como en el resto de la Cuba, se puede comer bien y barato o también bien y caro. Nosotros recomendamos las ventanitas que se encuentran en muchos lugares y donde en general se puede comer pizzas y pastas muy baratas y bastante decentes. En la calle San Rafael en Centro Habana encontramos muchos restaurantes locales donde se puede comer un buen arroz frito u otro plato criollo como lo llaman aquí (algún tipo de carne con arroz, frijoles y ensalada). Tenemos que ir como mínimo una vez a Coppelia, la heladería local donde podemos comer una copa de helado por 3-4 CUPs (10 céntimos). ¡Ojo!, nos tenemos que poner en la cola larga de los locales, porque hay otra cola para turistas que va rápido pero pagaremos en CUC (25 veces más). Más sobre qué comer en la Cuba.

OTRAS INFORMACIONES

En la Habana la mejor forma de conseguir dinero es cambiar euros en las CADECAS (casas de cambio) que encontramos en varias partes de la ciudad. Cuando cambiamos dinero a CUC, recomendamos cambiar una pequeña parte de los CUCs a CUP (moneda nacional) que nos vendrá divino al pagar en los buses o ferrys urbanos, los taxis compartidos o en las ventanitas y restaurantes locales.

Cuando se escribió este artículo el acceso a internet en Cuba estaba en un momento de transición. Cuando fuimos nosotros en marzo 2016, internet ya era bastante fácilmente accesible usando una tarjeta con la que te podías conectar a una red pública en ciertos puntos de la ciudad. En las casas particulares todavía no había acceso a  internet, pero se espera que con la apertura del país, esta situación pronto cambiará.

Puedes consultar también nuestra mini guía de viaje a Cuba y nuestro itinerario de viaje a Cuba en 15 días.

¡Inscríbete a nuestra newsletter!
Recibirás las últimas novedades, contenido exclusivo e inspiración para tus viajes. ¡Es gratis!