Myanmar es un país lleno de contrastes. De un lado es un país que está cambiando con una velocidad increíble gracias a su apertura en los últimos años: nuevos hoteles se construyen, nuevos bares y restaurantes se abren en cada esquina. Del otro lado, paseando por las calles verás a hombres llevar la típica falda birmana (longyi) y luego te encontrarás tanto con mujeres como con hombres que llevan thanaka (un cosmético natural de color amarillo) en la cara. Andando por las calles, recorriendo los pueblos sentirás que viajar a Myanmar es también un viaje al pasado. A pesar de la modernización rápida que vive el país en ciertos puntos myanmar, o como antiguamente se llamaba Birmania, es un país muy distinto del resto del Sudeste Asiático. Es difícil resumir en un post todo lo que hay que ver en Myanmar y lo que se vive y se siente en este país. La mayor atracción del país son los templos de Bagan, una de las creaciones más impresionantes hechas por ser humano, que se pueda ver en este planeta. Pero también hay muchas otras cosas que harán tu viaje a Myanmar inolvidable. Hay miles de pagodas, hermosos paisajes, pero sobre todo hay los birmanos que son gente amable y siempre sonriente con los viajeros.

Para ayudarte a preparar tu viaje, hemos preparado un itinerario de qué ver y hacer en Myanmar en 15 días. 2 semanas son un poco justas, así que si tienes más tiempo, te aconsejamos alargar tu estancia en este fantástico país. El itinerario que te aconsejamos empieza en Yangón, la capital y acaba en Mandalay. Ambas ciudades tienen aeropuertos internacionales, así que podrás hacer este recorrido por Myanmar sin tener que volver para atrás.Puente de Ubein, Mandalay, Myanmar

Qué ver en Myanmar en 15 días

Día 1-2. Yangón y un de las pagodas más bonitas del mundo

Día 3-4. Bago y la Roca Dorada

Día 5-7. Trekking de Kalaw hacia el Lago Inle

Día 8-9. El Lago Inle y sus alrededores

 Día 10. Hsipaw y el desfiladero Gokteik

Día 11-13. Los maravillosos templos de Bagan

Día 14-15. Mandalay y sus alrededores

Día 1-2. Yangón

Yangón, la capital birmana es muchas veces el primer encuentro del viajero con Myanmar y la primera sensación no suele ser lo más agradable. Es una ciudad un poco caótica y decadente a que te costará acostumbrar al principio. Sin embargo, en Yangón encontrarás uno de los monumentos más impactantes del país. Si hay una pagoda que tienes que ver en Myanmar, esto sin la menor duda es la maravillosa Shwedagon Pagoda. Es uno de los templos budistas más importantes de Asia, un complejo gigante dominado por su gran estupa dorada que tiene una altura de más de 100 metros. Lo mejor que puedas hacer es visitarla por la tarde antes de las horas del atardecer y así podrás disfrutarla tanto de día como de noche cuando esté iluminada.Schwedagon Pagoda, Yangon, Myanmar

Día 3-4. Bago y la Roca Dorada

Bago, la antigua capital de Birmania se encuentra a solo un par de horas en bus desde Yangón. Es una ciudad polvorienta, pero llena de monumentos religiosos muy importantes. Necesitarás un día para recorrer los más importantes de que destacan el Shwemawdaw Paya, una pagoda con una estupa dorada y el Mahazedi Shethalyaung Buddha, un templo con un Buda reclinado.

Cerca de Bago podrás encontrar uno de los monumentos budistas más importantes del Sudeste Asiático, la Roca Dorada (Golden Rock). Una roca que se apoya en equilibrio encima del precipicio del valle Kyaiktiyo. Según la leyenda lo que hace que no se caiga la roca es un pelo de Buda. Por eso miles de fieles peregrinan cada año a ver este monumento.

Cómo llegar a la Roca Dorada desde Bago

El viaje hasta la Roca Dorada no es de lo más cómodos que vas a hacer en Myanmar, ya que primero en Bago tendrás que coger un tuk-tuk que te llevará a Kinpum desde donde vehículos de todoterreno te subirán casi hasta la cima. Sin embargo, el último trozo tendrás que hacerlo a pie (totalmente descalzo) para llegar hasta la roca.La Roca Dorada, Myanmar

Día 5-7. Trekking de Kalaw hacia el Lago Inle

Una de las cosas más memorables que sin duda tienes que hacer en Myanmar es emprender una caminata de tres días de Kalaw al Lago Inle. Es una experiencia única ya que en el camino tendrás la oportunidad de conocer el Myanmar profundo con sus aldeas y grupos étnicos aislados. Verás cómo la gente vive  su vida muy sencilla en el campo, sin usar mucha maquinaria. Las personas que conocerás en las aldeas son muy majas ya que todavía no están tan acostumbradas a ver turistas cada día y te acogerán con mucho cariño. Los trekkings que normalmente se hacen con guía parten del pueblo de Kalaw y duran 3 días hasta Nyaungshwe, el pueblo más importante en la orilla del Lago Inle. Puedes contratar el trekking directamente en Kalaw.Escena rural, trekking hacia Lago Inle, Myanmar

Día 8-9. El Lago Inle

Uno de los lugares más pintorescos de Myanmar es el Lago Inle. En este lago podrás ver aldeas y mercados flotantes y conocerás los pescadores típicos del Lago Inle que guían sus barcos usando sus piernas. Vale la pena recorrer tanto la orilla del lago en bici como alquilar un barco con un guía. Uno de los pueblos más auténticos es Ming Thauk a que se llega por carretera (en bici por ejemplo), aquí tendrás que cruzar un puente para llegar al pueblo flotante que se recorre en barco. Podrás ver desde cerca cómo vive la gente en estas casas de palafitos o cómo cultivan la tierra sobre el agua.Vita cotidiana, Lago Inle, Myanmar

Día 10. Hsipaw

El pueblo de Hsipaw en el norte de Myanmar es conocido por dos razones. La primera por ser el punto de partida para hacer trekkings en las montañas que lo rodean. La segunda es que el viaje en tren que se emprende de aquí hasta Pyin Oo Lwin (Piulín) es uno de los viajes más memorables que hacer en Myanmar. El tren va lentísimo, pero eso te permite a la vez  contemplar el paisaje rural en los alrededores. Además cuando el tren para en las estaciones de la nada aparecen mujeres con bandejas de comida e incluso suben a los vagones, ¡un verdadero espectáculo! El momento más esperado del viaje es pasar encima del desfiladero de Gokteik, un impresionante puente de acero de unos 100 metros de altura encima del río. Mirando para abajo seguramente sentirás vértigo  y todavía más escuchando como cruje la estructura del puente.El Desfiladero de Gokteik, Myanmar

Día 11-13. Los templos de Bagan

Si tuvieses que escoger un único lugar que ver en Myanmar, un lugar que resume toda la belleza de este país, sin duda serían los templos de Bagan. Más de dos mil templos y estupas que representan uno de los conjuntos religiosos más espectaculares de Asia. Quizás ver los templos de Angkor Wat en Cambodia puede competir con la sensación que te da subir a uno de estos templos y ver este bosque infinito de estupas repartidas como setas hasta que se termine el horizonte. Te aconsejamos tomar 3 días para ver los templos, pero si dispones de más tiempo; mejor. Nosotros hemos estado casi una semana disfrutando del encanto único de este lugar. Entre los templos hay algunos grandes realmente espectaculares como Sulamani, Shwezigon o Ananda, pero lo mejor es explorar los menos conocidos y más alejados. Muchos de estos los podrás visitar solo si la familia que tiene la llave del templo, te abre la puerta . Algunos templos son muy interesantes también por dentro y vale la pena llevar una linterna para poder apreciarlos bien. Quizás habrás leído del terremoto de Bagan en el 2006 que causó bastante daño en algunos templos, pero según lo que nos contaron viajeros que han ido recientemente la belleza de Bagan sigue siendo impecable.Estupas en Bagan, Myanmar

Día 14-15. Mandalay y sus alrededores

Mandalay es otra de las ciudades importantes de Myanmar, pero en versión mucho más agradable que Yangón. En Mandalay podrás visitar la colina de Mandalay con algunos templos bonitos, pero los lugares más bonitos se encuentran en los alrededores de la ciudad. A Mingun, que en su día también era capital, se puede ir en barco cruzando el río Ayeyarwady, mientras a los templos impresionantes de Sagaing (también capital en su época) se llega por tierra. Para terminar tu viaje queda uno de los lugares más pintorescos y la puesta de sol más bonita que hay que ver en Myanmar. El puente de U-Bein, el puente de teca más largo del mundo donde caminan cada día cientos de monjes budistas, es realmente un lugar mágico, ante todo a las horas del atardecer.Estupas del templo, Mandalay, Myanmar

Para que no te falte nada para organizar tu viaje, ponemos a tu disposición también nuestra mini guía de viaje a Myanmar con muchos consejos útiles.

¿A qué esperas para empezar ya a planear tu viaje a Myanmar?

Si no tienes tiempo para hacerlo tú solo, te ayudamos nosotros con nuestra consultoría de viajes, no te preocupes lo importante es que disfrutes de este maravilloso país.
Empieza a organziar tu viaje_banner

¡Inscríbete a nuestra newsletter!
Recibirás las últimas novedades, contenido exclusivo e inspiración para tus viajes. ¡Es gratis!