No es la primera vez en este viaje que de repente cambiamos planes, esta vez en lugar de ir a las islas Gili, decidimos ir a la isla Nusa Lembongan. Para llegar a esta isla la mejor manera es dirigirse a la ciudad de Sanur y coger un barco desde allí. No tuvimos suerte porque justo este mismo día era el “día de silencio” que significa que ningún barco iba o venía de la isla. No nos quedó otra alternativa que quedar una noche en Sanur que nos pareció otra Kuta, pero más cara. Una playa larga, muchos restaurantes y poca cosa interesante. Después de algunas vueltas hemos encontrado un alojamiento bastante cutre con una dueña borde, pero por lo menos pagamos poco.

Por la mañana temprano tomamos el barco público de la mañana. Es un poco ridículo que lo llamen “barco público” cuando en el barco solo había guiris con toda la mercancía que iban a llevar a la isla, mientras los locales viajaban con barcos mucho más rápidos…. En el barco conocimos a Xavi y Sandra, una pareja muy maja de Lleida y al llegar fuimos juntos a las cabañas de Tropical Lembongan que nos había aconsejado Bianca, una chica brasileña con la cual viajamos juntos algunos días antes. Los chicos que llevaban el sitio eran simpáticos y el precio estuvo muy bien, así que nos quedamos los cuatro. El primer día solo dimos algún paseo y comimos en los restaurantes de los locales que hay en la isla.

La isla de Nusa Lembongan no es muy grande, lo que hay que ver en Nusa Lembongan son por la mayoría paisajes y por supuesto el mar, pero para llegar a la otra parte de la isla hay que atravesar un cerro y con el calor, no teníamos muchas ganas. Así que alquilamos una moto, aquí no te dan ni casco, pero bueno con las carreteras malísimas y las distancias cortas, uno tampoco llega a velocidades muy altas para tener el riesgo de caerse. Al lado de Nusa Lembongan se encuentra la pequeñísima isla de Nusa Ceningan a que se puede llegar por un puente muy estrechito, así que si se encuentran dos motos, una tiene que parar y apartarse. En esta isla no hay gran cosa, es bastante local. Un lugar muy bonito es la bahia de Secret Beach que se puede ver desde arriba.

Secret Beach en Nusa Lembongan

Al volver a Lembongan, visitamos Mushroom Beach y Dream Beach. En la primera había demasiados barcos, en la segunda muchísima corriente, así que en vez de quedarse allí mucho tiempo volvimos a comer juntos con Xavi y Sandra que ya iban a marchar al día siguiente. Pasando el cerro esta vez paramos para sacar unas fotos de la vista del puerto, los barcos y del mar de un azul súper bonito. Después de habernos relajado un poco esperando que la calor bajara, fuimos a ver la parte norte de la isla para ver la Mangrove Forest y como había marea baja se veían los árboles con sus raíces.

Puerto de Nusa Lembongan | Que ver en Nusa Lembongan

Ya que las playas no nos convencieron mucho, al día siguiente fuimos a hacer una excursión de snorkelling. Nos llevaron a varios puntos, primero por la mañana a “Secret Manta Point” donde esperábamos ver mantas. En el viaje para llegar había olas gordotas, pero nada intolerable y luego nos metimos en el agua. Vimos dos mantas en total pero pasaron varias veces muy cerca de nosotros, así pudimos contemplar estos peces impresionantes con un diámetro de más de 1,5 metros. Ver estas bestias enormes que te pasan al lado y abajo es algo que no olvidaremos fácilmente.

Nadar con Mantas en Nusa Lembongan

Después de las mantas, fuimos al punto que se llama Wall Point donde había corales muy bonitos, de muchísimo color y también bastantes peces que puede competir con la Great Barrier Reef.

Snorkelling en Nusa Lembongan | Que hacer en Nusa Lembongan

Snorkelling en Bali | Nusa Lembongan

Ni siquiera 5 minutos después de haber subido al barco el capitán nos dijo de tirarnos otra vez al agua que nos esperaba una sorpresa, nos avisó también de no tener miedo. Estábamos cerca de otro barco y cuando nos tiramos, nos esperó algo impresionante, había un grupo de peces negros enormes Giant Belly Fish que venían a comer el pan que los del barco les daban.

Giant Belly Fish en Nusa Lembongan, Bali

Acabamos la excursión y también la batería de la cámara con los corales que se encuentran cerca del Mangrove Forest. Ha sido una excursión fenomenal por lo poco que habíamos pagado, así que la tarde, la pasamos relajándonos. También contemplamos la puesta del sol bastante bonita y por fin vimos el volcán Gunung Anung….. de Bali que siempre se esconde en las nubes.

Playa de Lembongan | Que ver en Nusa Lembongan

Puesta de sol en Nusa Lembongan, Bali | Viajar a Indonesia

Nos gustó mucho la isla de Nusa Lembongan, había turistas pero el ambiente es muy local y no nos costó encontrar sitios para comer donde no había muchos guiris. El snorkelling que hicimos también fue fenomenal, el alojamiento fue relajante, la única cosa que no encontramos es una playa bonita donde nos podíamos meter en el agua sin tener barcos al lado o sin un montón de corriente. Así que después de tres días dejamos la isla y volvimos al plan original……

Empieza a organziar tu viaje_banner

¡Inscríbete a nuestra newsletter!
Recibirás las últimas novedades, contenido exclusivo e inspiración para tus viajes. ¡Es gratis!