En Sumatra hay varias islas, nosotros queríamos ver la isla de Pulau Weh llamada por los locales Sabang. No podemos acabar el viaje sin haber visto otra isla paradisíaca!

De Parapat tomamos un bus hasta Medan, un minivan hasta la estación de autobuses Pinang Baris y un bus hasta Banda Aceh. Al cabo de 24 horas agotadoras estábamos en la estación de Banda Aceh. Contratamos un taxi hasta el puerto y tomamos el barco rápido hasta la isla Pulau Weh. Con un becak llegamos por fin a Iboih, el lugar donde quedamos durante nuestra estancia en la isla.

En Pulau Weh no hay playas paradisíacas excepto una que dicen ser muy bonita donde los alojamientos valen caro. Nosotros no fuimos a verla. Lo que más atrae de esta isla es el mundo submarino. Los arrecifes alrededor de la isla están considerados entre lo más bonitos del mundo. Tanto el snorkelling, como el submarinismo son espectaculares.

Pulau Weh

Gracias a la recomendación de Solly, nuestro amigo brasileño que habíamos conocido en Fiji, nos alojamos en Yulia’s Cottages donde teníamos un bungalow bonito y barato con baño en común. Nuestra estancia en Yulia’s fue más entretenida de lo que pensábamos. El personal es muy simpático y amable y casi enseguida conocimos a Renzo y Carolina, dos chicos chilenos que viven en Nueva Zelanda. Con ellos pasamos estos días charlando, riendo, haciendo snorkelling y buceando juntos. No habríamos podido encontrar mejor compañía! Una vez más tenemos que reconocer que los argentinos y los chilenos (aunque entre ellos a veces no se quieren mucho) para nosotros son la mejor compañía y los mejores amigos.

Con Renzo y Carolina

Conocimos también a un italiano muy simpático, Luca, dueño con su mujer Eva, del restaurante italiano Bixio donde Eva prepara la pasta hecha en casa y está divina!!!! Luca trabajaba en Lumba Lumba Diving y le dio muchos consejos a Rachele sobre el tema del submarinismo ya que la zona es famosa por tener corrientes bastantes fuertes y Rachele aún no es una gran experta de buceo. Al final Luca se puso en contacto con el diving y puso una buena palabra para que Rachele fuera a hacer buceo en zonas protegidas y así fue! Tenía un instructor personal solo para ella y Renzo, mejor no se puede desear!!! Y hasta los venían a recuperar al hostal!!!

Justo delante de Yulia hay un arrecife en el cual se puede hacer bueno snorkelling en un agua transparente y de un color azul intenso!

Arrecife Iboih

Hay que decir que todos los arrecifes, tanto de Indonesia, como de Malasia y de Tailandia en los últimos años han sufrido de un fenómeno llamado “bleaching”. Por el calentamiento del agua mucho coral ha muerto. Ahora poco a poco se está arreglando pero el camino es largo. A pesar del “bleaching” en Pulau Weh han quedado las mismas especies de peces y esto ya es algo positivo.

Coral Iboih

Pez lila y amarillo

El coral sobre todo lo que está más en superficie es lo que más ha sufrido, pero de todas formas haciendo snorkelling hemos vistos pulpos, peces leones enormes, nemos, y una cantidad enorme de muchos otros peces. Rachele y Renzo hicieron dos inmersiones y vieron murenas, pulpos, peces scorpiones, peces leones, rayas etc… nada mal eh? La inmersión que más les gustó fue en la Seulako Cave donde el coral es guapísimo y hay una cantidad de peces inimaginable!!

El viernes tanto para no estar siempre relajados en la terraza, con Renzo y Carolina decidimos ir a la isla Rubiah que está en frente de Iboih. Se puede ir nadando pero en el medio hay bastante corriente, así nosotros fuimos en barco. Como el viernes por la mañana es tiempo de rezo y no se puede hacer nada, ni nadar hasta las 14.00, pudimos ir solo por la tarde. Pasamos la tarde haciendo snorkelling y relajándonos en la mini playa que había.

Agua verde Iboih

Nos despedimos de este maravilloso lugar y vamos a pasar nuestro último día en Sumatra en un lugar muy marcado por su reciente historia, Banda Aceh; pero esto ya será el próximo post.

Empieza a organziar tu viaje_banner

¡Inscríbete a nuestra newsletter!
Recibirás las últimas novedades, contenido exclusivo e inspiración para tus viajes. ¡Es gratis!