En este guest post Javier nos cuenta experiencias de sus nueve años en Tenerife y nos recomienda qué ver en la parte norte.

Nueve años llevo ya residiendo en Tenerife y aún no he dejado de sorprenderme ni un solo día de sus increíbles paisajes, tan diferentes de una zona a otra, tan salvajes, coloridos y exuberantes, ni del continuo sonido del mar distinguible desde cualquier punto de la isla, ni de sus abruptos acantilados, en continua lucha contra el oleaje atlántico.

Aún recuerdo la primera vez que me planteé no digo ya visitar Tenerife, sino vivir en ella. “Playas, sol”, pensé. “Más de lo mismo”, asociándolo al clima estival de mi tierra natal, Málaga. Sin embargo, no pasó ni una semana para darme cuenta de cuán equivocado estaba. ¿Sol? ¿calor asfixiante? ¡estereotipos para convencer a ese turismo al que, odiosas y manidas palabras, llaman “de sol y playa”!

No toda Tenerife es así, ni mucho menos. La isla es un surtido de microclimas que se distinguen en apenas pocos kilómetros de distancia, pero que básicamente permiten distinguir entre la zona del Sur y el Norte.

Parque Nacional de Teide, Tenerife, España

Si queréis sol, si queréis buenas y grandes playas, id al Sur, a Costa Adeje, a Los Cristianos. Ese es el turismo que se vende lejos de Canarias, el de la diversión, el de las pieles bronceadas y las cervezas, Dorada, por supuesto, en cualquier chiringuito. Desgraciadamente, he visto a muchos turistas a los que mandan a hoteles al norte de la isla, al Puerto de la Cruz, y vienen buscando ese intenso sol radiante, y esas enormes playas de arena clara y aguas como balsas. Y me apeno por ellos porque para ver y vivir todo eso tienen que hacer kilómetros para cruzar Tenerife de un lado a otro.

El Norte es para vivirlo de otra forma. Particularmente, aún hoy, nueve años después de mi llegada aquí, sigo congratulándome de vivir en la parte más septentrional de Tenerife, muy cerca del Puerto de la Cruz, en un lugar donde el oleaje es habitual, donde las playas son de arena negra volcánica y las banderas rojas suelen imperar en buena parte del año, pero también donde los acantilados ofrecen las mejores vistas del océano y don de la Naturaleza verde se mezcla con los inmensos desiertos volcánicos para contemplar el más bello cielo nocturno estrellado que uno pueda imaginarse. No en vano, Tenerife está considerada como “Reserva Starlight”, espacio natural especialmente preservado por la calidad de su cielo para la observación de estrellas.

De modo que, con todo esto, a quien quiera hacer turismo en Tenerife solo puedo aconsejarle que se quede en el Norte, que tome como base el Puerto de la Cruz y que desde aquí recorra algunos de los mejores rincones que ofrece esta isla canaria.

Vistas del Puerto de la Cruz, Tenerife, España

¿Que qué lugares os recomendaría visitar?

Vale, ahora estáis en el Puerto de la Cruz y a buen seguro que por vuestra cuenta ya habréis visitado aquí el Loro Park Tenerife, la atracción más visitada de toda Canarias; sin embargo, yo os propongo sitios más históricos, monumentales o naturales; lugares del que guardéis ese recuerdo que solo Tenerife os puede dar.

Aunque no sea una de las cosas más caracteristicas del norte de Tenerife, el Loro Parque es un lugar que gustará a los grandes y a los peques.

Excursión al Loro Parque desde el sur de Tenerife

Entrada al Loro Parque

Loro Parque + Siam Park

En primer lugar tomad la carretera que bordea la costa, salid del Puerto hacia Los Realejos y visitad el Mirador de San Pedro donde un sendero rural de unos 4 kms. Por los acantilados os dejarán unas imágenes inolvidables.

Siguiendo la carretera pasaréis cerca de Icod de los Vinos. No es un municipio especialmente atractivo pero sí que cuenta con una de las visitas ineludibles de esta isla: el conocido Drago Milenario, del que aunque poco a poco parece abandonarse la idea original de que tenía unos 3.000 años de antigüedad tampoco es para menospreciar las valoraciones actuales que lo sitúan con una edad de entre 600 y 900 años.

Pocos kilómetros más allá se encuentra Garachico, la que para mí es la localidad más bonita de Tenerife con su curioso paseo ganado al mar creado gracias a las correntías de lava volcánica que tres siglos atrás arrasaron todo el pueblo y su por entonces próspero puerto.

Costa Garachico, Tenerife, España

Tras Buenavista del Norte, la Punta de Teno es la parada final por esta parte de la isla, el extremo desde donde si miráis directamente al frente solo veréis el inmenso océano tras el que se esconde, muchísimos kilómetros más allá, el continente americano. Nos encontramos totalmente al oeste, aunque la controversia en cuanto a la orientación viene no solo por la particular forma geológica de Tenerife, sino porque es habitual entre los tinerfeños el hablar de “ir al norte” o “bajar al sur” no desde el punto de vista magnético, sino de la división de la isla en dos partes similares. Aquí, ir al sur es cruzar Santa Cruz por la autopista hacia Adeje y Los Cristiano o bien hacerlo precisamente desde la Punta de Teno en dirección a Santiago del Teide, mientras que recorrer el norte sería precisamente ir desde Santa Cruz hasta Punta de Teno.

Os aconsejo ya regresar para tomar fuerzas para un segundo día en el que deberíais visitar el Parque Nacional de las Cañadas del Teide y si os sentís capaces llegar hasta la máxima altitud posible en nuestro país gracias al teleférico.

En el recorrido iréis dejando unos paisajes únicos donde los miradores del Valle de la Orotava, sean el de Humboldt, el del Lance o el de la Corona ofrecen unas espléndidas panorámicas del más bonito valle de esta isla. Os aconsejo el visitarlos primero antes de enfilar la subida desde la tradicional villa de La Orotava hacia el Pico del Teide.

De valles verdes y frondosos pasaréis en poca distancia a los desiertos volcánicos del Parque del que es un perfecto ejemplo los Llanos de Ucanca. Frente a éste se encuentra uno de los establecimientos hoteleros que más os pueden llenar: el Parador Nacional del Teide, acogedor, íntimo y soberbiamente situado dentro del Parque Natural. Listo para calzarse unas buenas botas e montañismo y hacer senderismo.

El “Norte” da para mucho más. Solo hacen falta días para descubrirlo y disfrutarlo, como La Laguna, que alberga nuestro patrimonio canario de la Humanidad así catalogado por la Unesco, como la capital de la provincia, Santa Cruz, o como la impresionante belleza natural del Parque Rural de Anaga.

¿Os seguís preguntando? ¿Tenerife Norte o Sur? Allá, los playeros. Yo, desde luego, me quedo en el Norte.

Te ayudamos a ahorrar en tu viaje

– ZZZ… RESERVA TU HOTEL A TENERIFE – encuentra alojamiento al mejor precio.

– TE REGALAMOS 25€ EN TU PRIMERA RESERVA CON AIRBNB – encuentra el anfitrión perfecto

– WOW… EXCURSIONES, VISITAS GUIADAS BARATAS y ENTRADAS SIN COLA – organiza tus visitas antes del viaje para ahorrarte colas y estrés.

– AUCH… SEGURO DE VIAJES CON 5% DE DESCUENTO – el seguro de los blogueros.

– OOOOH… LAS MEJORES GUÍAS – tu guía de viaje en libro o en formato e-book.

– FLYYY… Busca tu VUELO MÁS BARATO.

– BRUM BRUM… ALQUILA UN COCHE BARATO PARA TU VIAJE – encuentra el coche para ti entre varias compañías.

EL AUTOR

Javier Gómez, viajeJavier Gomez - Belgicaro empedernido al que le encanta descubrir lugares a través de la Historia. Aunque residente en Tenerife, viaja por todo el mundo, pero es en Bélgica donde ha descubierto su segundo hogar. A él le ha dedicado el que es su blog de referencia, SobreBelgica.com, donde aislarse del mundo para juntar dos de sus aficiones: escribir y viajar.

Su twitter es @JvGmz