De Bukit Lawang a Berastagi fue un viaje tranquilo aunque tuvimos que cambiar de van en Medan. No es difícil viajar por Sumatra, si el turista no sabe bien dónde ir, ningún problema, los conductores de bus siempre lo saben y al final siempre se llega a destino sin ni darse cuenta.

Berastagi es una ciudad pequeña y con una cantidad de tráfico enorme que no se para ni de noche. Siguiendo el consejo del dueño del hostal de Bukit Lawang, fuimos a un hostal bueno y barato (aunque la ducha caliente era de pago) que luego descubrimos que era unos de los pocos lugares para mochileros. Llegamos con un buen día de lluvia y de frio y tuvimos que tomar una sopa para calentarnos. Rachele ya empezaba a arrepentirse de haber venido aquí.

En Berastagi no hay mucho para ver, lo que atrae a los turistas son los dos volcanes Gunung Sinabung y Gunung Sibayak en los cuales se puede hacer trekking. El Gunung Sinabung erutó hace tres años y lo acaban de abrir. El Sibayak es un volcán que duerme y es más fácil de subir. Nosotros escogimos la más opción fácil, es decir el volcán Sibayak, ya que además a éste se puede subir directamente desde Berastagi. Con la esperanza que al día siguiente el tiempo mejorara (llevaba cuatro días lloviendo) fuimos a la cama.

Por suerte el día empezó bien, había nubes pero se veían (o por lo menos esperábamos) que no estaban cargadas de agua. Mochila pequeña en la espalda, cámara a la mano y después de haber comprado un poco de fruta y algo de comer salimos para conquistar el volcán Sibayak!!

La primera parte del camino desde el pueblo hasta el check point donde se paga la entrada es de asfalto (hasta aquí se puede llegar también en van), luego el camino sigue asfaltado con algunas curvas secas para por fin llegar a un punto donde casi se acaba y solo queda buscar el camino para el verdadero trekking. No había señales, así nos costó un poco encontrarlo entre todas las plantas, pero al final lo tomamos y una serie de escalones medio rotos nos condujo al cráter del volcán.

Gunung Sibayak trekking

Al llegar, las enormes fumarolas y el ruido que hacen no te dejan indiferente, es un bonito espectáculo.

Gunung Sibayak fumarolas

Dentro del cráter hay un pequeño charco y aquí no hay nada de vegetación, es un paisaje lunar.

Gunung Sibayak Pano

Desde el cráter se puede subir hasta una cumbre desde donde hay un panorama de 360 grados espectacular!! Tiraba mucho viento, pero igualmente encontramos un lugarcito escondido del viento donde comer algo y disfrutar de la vista.

Gunung Sibayak crater

La bajada es un poco empinada y se ve claramente que hace tiempo había escalones que ahora están bastantes destruidos. La primera parte de la bajada es en la montaña y la segunda parte entre la vegetación. Es un poco resbaladiza, pero nada difícil. Al final de las bajadas hay unas piscinas termales que nos daban muchas ganas, pero cuando vimos que la temperatura del agua no estaba muy caliente, pasamos de las termas y volvimos a Berastagi. Tuvimos que esperar unas cuantas horas antes de tomar una ducha caliente porque no había electricidad.

Para celebrar nuestro último trekking por la noche nos comimos un martabak (tipo tarta salada frita típica de Java que conocimos en la maravillosa Jogyakarta) y al día siguiente nos despedimos de Berastagi y su frío! Vamos al lago Danau Toba donde hará seguramente más calor!!!

Empieza a organziar tu viaje_banner

¡Inscríbete a nuestra newsletter!
Recibirás las últimas novedades, contenido exclusivo e inspiración para tus viajes. ¡Es gratis!