La Garrotxa es una de las comarcas de Cataluña que más atractivo turístico tiene especialmente para los amantes de la naturaleza. Entre los lugares que ver en La Garrotxa destacan el Parque Natural de la Zona Volcánica que esconde más de 40 volcanes (hoy ya inactivos), la Fageda d’en Jordà, un hayedo que parece haber salido de un cuento de hadas y algunos de los pueblos más bonitos de la provincia de Girona. Esta zona, situada al norte de la provincia de Girona, a los pies de los Pirineos, es uno de los territorios más verdes y fértiles de Cataluña. Cuenta con un paisaje único y la mayor densidad de volcanes en toda la península Ibérica, un paraíso para los amantes del senderismo, pero también para aquellos que quieren conocer pueblos auténticos que te trasladan a otras épocas. En este post te contamos las 10 mejores cosas que ver y hacer en la Garrotxa.Sendero de bosque, La Garrotxa, Cataluña | Qué ver y hacer en La Garrotxa

Qué visitar en la Garrotxa – 10 Planes imprescindibles

1. Paseo en la Fageda d’en Jordà

Sin duda, el lugar más mágico que visitar en la Garrotxa es la Fageda d’en Jordà. Este precioso hayedo ha crecido en las coladas del Volcán Croscat que se sitúa no muy lejos, además a una altura mucho más baja que lo común, ya que la Fageda se encuentra a 500 metros sobre el nivel del mar y normalmente los bosques de hayas suelen crecer a partir de los 1000 metros. La visita es especialmente memorable en otoño cuando las hojas se ponen de color amarillo y uno se siente de verdad en un bosque encantado. Es un lugar muy popular entre los lugareños, así que a menudo se llena de domingueros que recorren a pie o en carro de caballo sus senderos, por lo tanto si puedes acercarte a las horas tempranas del finde, mejor. Los senderos están bien indicados (uno dedicado a Joan Maragall, el poeta catalán que elogió la belleza del bosque en su poema) y hay varios itinerarios que combinan este bosque con visitas a los volcanes de la zona.Fageda d'en Jordà, La Garrotxa, Cataluña

2. Olot y el Volcán Montascopa – un volcán urbano

Pocas ciudades del mundo cuentan con un gran cráter de volcán dentro de la misma localidad. Olot, la capital de la comarca es conocida por tener el Volcán Montascopa pegado a su centro histórico (y hay 3 volcanes más en las inmediaciones de la ciudad). En pocos minutos se sube por un sendero a la cumbre de este volcán que es uno de los imprescindibles que hacer en La Garrotxa y no solo por ver el gran cráter a que podrás adentrarte, sino porque desde aquí podrás disfrutar de unas vistas fabulosas de Olot y los Pirineos que están realmente cerca.Vistas desde Olot, La Garrotxa, Cataluña | Qué visitar en la Garrotxa

Olot como ciudad suele quedar poco apreciada, a pesar de que cuenta con un bonito centro histórico, con su Catedral que domina sus vistas y también con edificios modernistas. Por ejemplo Lluís Domènech i Montaner que diseño el maravilloso Hospital de Sant Pau en Barcelona, dejó su huella también Olot con la Casa Solà Morales.Casas modernistas, Olot, La Garrotxa, Cataluña

3. Una ermita en el cráter – el Volcán Santa de Margarida

Una de las mejores excursiones que se puede realizar durante un viaje a La Garrotxa es la excursión al Volcán de Santa Margarida, un precioso cráter cubierto por bosque de castaños y con una ermita medieval dentro del mismo cráter. Hay un parking en las inmediaciones de este volcán desde donde una corta subida a la caldera y luego una bajada al cráter te llevará rápidamente a este lugar único, pero nosotros recomendamos hacer esta ruta que combina la visita al volcán con un paseo en la Fagedà d’en Jordà y también con la visita al Volcán Croscat de que hablaremos más abajo.Volcán de Santa Margarida, La Garrotxa, Cataluña | 10 Imprescindibles que hacer en La Garrotxa

4. Paisaje lunar en el Volcán Croscat

En algún libro de texto de geología o geografía habrás encontrado la imagen de un volcán cortado donde se muestran las capas de volcán, la chimenea y el cráter, pues en el Volcán Croscat podrás observar la misma cosa pero en plena naturaleza. El Croscat, el más joven de los volcanes de La Garrotxa, entró en su única erupción hace más de 10 mil años y en el mismo volcán durante años se realizó la explotación minera de lapilli y gredas. Esta explotación en su momento bastante polémica, es lo que te permite ver el interior del volcán y que también da al entorno un toque de paisaje lunar donde domina el color rojo. Hay un parking no demasiado lejos, pero ya hemos comentado antes que lo mejor para nosotros es hacer el itinerario en que conocerás la Fageda d’en Jordà junto a este volcán y otros. En las inmediaciones del volcán es muy importante quedarse en los senderos, porque es un espacio protegido y además la tierra no está muy estable.Volcán Croscat, La Garrotxa, Cataluña

5. Vista de los volcanes desde arriba – Área de Xenacs

Una cosa que ver en La Garrotxa que no puedes perder es la vista aérea de los volcanes. Si te apetece y tu bolsillo llega, varias compañías ofrecen hoy en día un viaje en globo para ver los conos de los volcanes desde el aire. Quizás menos espectacular, pero una opción mucho más barata para contemplarlos es subir al Área de Xenacs donde podrás maravillarte con las vistas de los conos desde un mirador. Hay una zona de aparcamiento, te avisamos que la carretera para subir es bastante estrecha y hay que conducir con cuidado. Desde el parking hay un sendero que te lleva a otro mirador para disfrutar de otras vistas.Área de Xenacs, La Garrotxa, Cataluña | Qué ver en la Garrotxa

6. Besalú, un pueblo de cuento

Como hemos comentado La Garrotxa también esconde algunos de los pueblos más bonitos de Girona y sin duda el más popular entre ellos es Besalú. Un fascinante pueblo medieval, uno de los pueblos encantadores de Cataluña, que es una de las paradas obligatorias que hacer en La Garrotxa, aunque los fines de semana suele llenarse demasiado (hay que ir temprano o tarde) y los domingos al mediodía parece ser un parque temático.Puente Viejo, Besalú, La Garrotxa, Cataluña

Aparcando el vehículo uno se emociona en seguida con la vista del imponente Puente Viejo que se alza sobre el río Fluvià. Las dimensiones del puente son sorprendentes para una localidad tan pequeña y de hecho visitar Besalú es recorrer un pequeño casco medieval de cuatro calles. El pueblo conserva importantes recuerdos del pueblo judío que ha sido expulsado de toda España. Entre los monumentos principales encontrarás la Colegiata de Santa María y la iglesia-hospital de Sant Julià. Es muy recomendable bajar a la orilla del río y mirar el reflejo del puente en el río. ¡Espectacular!Reflejo del puente, Besalú, Cataluña | Viajar a La Garrotxa

7. Estany de Banyoles, una escapada obligatoria

Aunque no pertenece a la comarca de La Garrotxa, desde Besalú es de obligado hacer una escapada corta hasta el Estany de Banyoles (Lago de Bañolas) situado a apenas 10 km del pueblo medieval. Se trata del lago más grande de toda Cataluña, un lugar maravilloso para dar un paseo en su orilla, tomar algo en las muchas terrazas o si te apetece un paseo más largo, darle la vuelta al lago por completo. Podrás también montar en kayak en el lago y en verano podrás también bañarte, ya que hay zonas habilitadas para el baño.Estany de Banyoles, Cataluña

8. Santa Pau, viaje a la Edad Media

Santa Pau es mucho menos conocido y turístico que Besalú, no obstante, no es solamente uno de los municipios más hermosos que ver en La Garrotxa, sino está entre los pueblos más bonitos de Girona. Su casco antiguo que fue establecido alrededor de un castillo viejo, ha sido construido totalmente de pierda y pasear por sus calles adoquinadas es como viajar a la Edad Media. El epicentro del pueblo es la Plaça Major, una preciosa plaza de pórticos. El nombre de Santa Pau también sonará a los amantes de la gastronomía catalana, ya que esta es la tierra de los fesols de Santa Pau, un tipo de judía blanca que normalmente acompaña las mejores butifarras elaboradas en la región.Santa Pau, La Garrotxa, Cataluña | Qué hacer en La Garrotxa

9. Castellfollit de la Roca, un pueblo sobre un acantilado

Hay pocos pueblos del mundo que desde fuera impresionan tanto como Castellfollit de la Roca. Asentado en un acantilado de formación volcánica, este pueblo deja boquiabiertoa todos los que pasan en coche por la carretera A-26 que conecta Olot y Besalú. Es uno de los pueblos más encantadores de Girona, aunque tenemos que decir que por fuera es más hermoso que en su interior que también es bonito, pero no compite con la belleza de la vista desde el exterior.Vista exterior, Castellfollit de la Roca, Cataluña

10. La Garrotxa, una base ideal para mar y montaña

La comarca de La Garrotxa además de sus bellezas propias, también posee una ubicación maravillosa para conocer tanto las zonas de alta montaña (la Alta Garrotxa y los Pirineos) o la costa catalana (la Costa Brava) con poquísimo desplazamiento. La zona entre Escala y Empuriabrava está a unos 45 minutos de viaje desde Besalú, por lo tanto en muy poco tiempo podrás llegar a disfrutar de las mejores playas de Cataluña o los pueblos más bonitos de la Costa Brava.Cala Cap Roig, Platja d'Aro, Costa Brava, Cataluña | Escapada desde La Garrotxa

Al norte de la Garrotxa tendrás muy cerca el territorio llamado Alta Garrotxa, una zona montañosa del Prepirineo que une partes de tres comarcas diversas y cuenta con una variedad paisajística y pueblos auténticos de montaña como Camprodón, uno de nuestros pueblos favoritos de Girona con su precioso puente medieval.Puente de piedra, Camprodón, Cataluña

Mapa de los imprescindibles de La Garrotxa

Aquí terminamos nuestra propuesta de las 10 cosas imprescindibles que ver y hacer en La Garrotxa, para nosotros una de las comarcas más bonitas de Cataluña a que siempre volvemos con muchas ganas y donde siempre vivimos momentos mágicos en un entorno natural singular.

Ahorra con nuestros enlaces

– ZZZ… Reserva tu HOTEL al MEJOR PRECIO

– WOW… Reserva las MEJORES VISITAS GUIADAS BARATAS en Cataluña

– YEAH … Compra las MEJORES ENTRADAS SIN COLAS

– AUCH… Contrata EL MEJOR SEGURO DE VIAJE con 5% DE DESCUENTO

– BRUM BRUM… Ahorra en  TU ALQUILER DE COCHE 

– TE REGALAMOS… 25€ EN TU PRIMERA RESERVA CON AIRBNB