Nuestro equipo “expedición jungla” estaba formado por Anelie, una chica rusa, Josh, un chico galés, Sammy, un francés (nunca falta un francés, jeje) y nosotros, liderados por dos chicos locales, Hendri con apodo Mowgli y Visnu.

Empezamos el trekking viendo plantaciones de goma y aprendiendo algunas cosas sobre las plantas. Después de entrar en la verdadera jungla dentro de muy poco tiempo vimos el primer orangután. Hacemos una paréntesis para explicar una cosa fundamental: en el parque natural hay orangutanes salvajes (que han nacido y crecido en la jungla) y orangutanes semi-salvajes (que han nacido en la jungla pero han permanecido un rato en el centro de rehabilitación). Normalmente en la selva cerca de Bukit Lawang los adultos que encuentras son semi-salvajes y tienen nombre, mientras los pequeños son salvajes. Este primero era adulto y salvaje. Nos miraba con un aire de superficialidad como si no le importara mucho nuestra presencia. Estuvimos allí un rato mientras Hendri nos explicaba muchas cosas.

Orangután

El siguiente orangután que conocimos fue Sandra que estaba sola, la vimos saltar de árbol en árbol y luego se puso a comer delante de nosotros.

Orangután SandraEn el camino encontramos una mamá orangután y sus dos hijitos, en aquel momento éramos varios grupos y la mamá se puso a hacer ruido como mandar besos. Según los guías esto significa que hay mucha gente así que casi todo el mundo se piró pronto para no molestar la familia.

Orangután con niño

Cuando casi decidimos parar para comer, dejando un poco el sendero y entrando en la selva conocimos a otra mamá y su hijo. Parece que les caímos bien porque luego vinieron a visitarnos después de la comida justo para el café. Se acercaron mucho y estaban justo encima de nuestra cabeza mirándonos pero siempre encima del árbol. No sabemos si ellos tienen más curiosidad de ver nosotros o nosotros a ellos. Uno podría perder todo el día mirándoles, sus caras ante todo en que aparecen expresiones muy similares a las de los seres humanos, a veces de verdad parecen personas.

Orangután pensando

Paseando por la jungla vimos también un pavo muy grande y de camino para el campamento encontramos la temida Mina y toda su familia. Mina es un orangután muy famosa por ser agresiva con la gente, ya mordió más de 60 personas. No se sabe la razón de su agresividad pero se supone que tuvo una mala experiencia con un hombre. Sin embargo, si se siguen las instrucciones del guía no suele pasar nada. Ella conoce a los guías y ellos a ella y saben cómo hacer. Mina no es como los otros orangutanes que se quedan mirándote en los árboles, ella baja a la tierra. Es bastante impresionante porque es alta, mide más o menos un metro y vente y pesa alrededor de 80 kg, así que hay que mantener la distancia. También los otros miembros de su familia, hijos y nietos (cuando les encontramos eran 6, es una pasada ver tantos orangutanes en un espacio pequeño) bajan al suelo pero en cuanto les das algo de fruta suben al árbol. Los guías normalmente no dan fruta a los orangutanes, pero a Mina toca dársela para que se quede quieta. La miramos de unos 10 metros de lejos y cuando Hendri nos hizo señal corrimos al otro lado mientras Visnu la entretenía. Wow, ver un orangután desde tan cerca ha sido muy emocionante!!!!

Orangután MinaBajamos al campamento a través de un sendero muy empinando y mojado, tomamos un té calentito con galletas y nos tiramos al río y a la cascada para un buen baño fresco!!! Ahhh qué relax!!!!!

Cascata en el parque Gunung LeuserTanto la cena como la comida fueron riquísimas! Comimos un nasi goreng (arroz frito con verdura) y muchísima fruta y cenamos una cantidad enorme de diferentes currys de pollo y verduras. Con la comida que prepararon los chicos, podrían haber comido tres personas más! Hasta el desayuno fue sorprendente, un club sandwich con huevos, verduras y especias!!

Cena en el campamentoDespués de cenar cerca del fuego Henri y Visnu nos enseñaron un montón de trucos con las cartas y nos hicieron juegos de matemática y lógica… la verdad es que sudamos bastante para resolverlos. Lo pasamos genial y nos reímos un montón!!!

Por la mañana nos despertamos con cientos de monos en los árboles alrededor nuestro y todos haciendo sexo. Sabías que los macacos hacen sexo unas 25 veces al día?

Macacos en Gunung LeuserEste día tocaba el rafting pero los guías nos preguntaron si queríamos andar un poco más por la jungla. Obviamente nosotros dijimos que sí y con Sammy y Visnu fuimos a caminar mientras la otra pareja con Hendri fueron al punto del rafting a través del rio.

La caminata en la jungla consistía en una subida que hay que escalar y una bajada muy empinada. En un momento olimos a los orangutanes, si, olimos porque se huele su presencia, Visnu y Henri nos enseñaron cómo, y después de un un minuto apareció Pessek con sus dos hijos. Pessek como Mina baja a la tierra y Visnu le dio algo de fruta, nos dijo que a veces se pone agresiva pero que normalmente después de haberle dado una fruta a diferencia de Mina, Pessek se contenta.

Orangután PessekNo sabemos si tenía la regla en aquel momento o si nosotros olíamos tan mal, la cosa es que al cabo de 10 minutos, justo cuando estábamos escalando la parte más difícil del sendero Pessek volvió sola sin sus hijos y se dirigió directamente hacia nosotros saltando rápidamente de árbol en árbol. En seguida nos dimos cuenta de que no venía de una forma amigable y cuando la vimos acercarse tanto, gritamos a Visnu que bajó como una flecha justo cuando Gábor, que iba detrás, la tenía a apenas un metro de distancia. Visnu nos gritó de subir rápido y empezamos a correr arriba a cuatro patas, nunca habíamos escalado tan rápidamente, mientras él intentaba calmar a Pessek. En la cima esperamos a Visnu casi media hora, nos dijo que la había bajado hasta donde empezamos el trekking y que ella le atacó. Menos mal que el sabe cómo manejarla. La bajada, la hicimos bastante rápidamente con Visnu que miraba siempre atrás para ver si Pessek nos alcanzaba y al final llegamos al río donde Hendri nos había preparado la fruta como si estuviéramos en una boda!

Comimos unos noodles y aún nos esperaba una cosa muy divertida, bajar a Bukit Lawang por el río. El rafting aquí se hace con la parte interior de unas ruedas grandes enganchadas una a la otra. La corriente en algunos puntos es muy fuerte y estábamos gritando por lo divertido que era mientras las primeras “ruedas” se levantaban tanto que Sammy algunas veces casi nos venia encima. Nos divertimos un montón mientras cantamos la canción oficial de la Jungla de Bukit Lawang!! Fue genial!!

Estos dos días seguramente han sido una de las experiencias más bonitas de este viaje, en dos días vimos 16 orangutanes, dormimos en un campamento en la selva con sus ruidos, estuvimos en un buen grupo y con dos guías que sobradamente cumplieron todas nuestras expectativas con el trekking. Hendri y Visnu, son guías excepcionales y además personas encantadoras, así si algún día vais allí, os podremos dar su contacto por correo.

Expedición Jungla

Te ayudamos a ahorrar en tu viaje

– ZZZ… RESERVA TU HOTEL – encuentra alojamiento al mejor precio.

– Te regalamos 25€ EN TU PRIMERA RESERVA CON AIRBNB – encuentra el anfitrión perfecto

– WOW… EXCURSIONES, VISITAS GUIADAS BARATAS y ENTRADAS SIN COLA – organiza tus visitas antes del viaje para ahorrarte colas y estrés.

– AUCH… SEGURO DE VIAJES CON 5% DE DESCUENTO – el seguro de los blogueros.

– OOOOH… LAS MEJORES GUÍAS – tu guía de viaje en libro o en formato e-book.

– FLYYY… Busca tu VUELO MÁS BARATO.

– BRUM BRUM… ALQUILA UN COCHE BARATO PARA TU VIAJE – encuentra el coche para ti entre varias compañías.