Visitar Budapest, Praga o Viena se ha vuelto bastante popular entre los viajeros. Además de ser unas ciudades preciosas en sí, se encuentran en una zona bastante reducida y no es difícil combinar Budapest con Praga o Budapest con Viena por ejemplo, incluso se suele combinar las tres ciudades en el mismo viaje. Gábor, siendo de esta parte de Europa,  siente mucho cariño por estas ciudades y suele quedarse bastante perplejo cuando escucha que la gente visita eeste triángulo en una semana o incluso en menos tiempo. Sea Budapest o Viena o Praga, las tres merecen mínimo 4-5 días cada una para conocerlas por lo menos en la superficie; cada una cuenta con una enorme cantidad de monumentos y oferta cultural. En este post vamos a hacer unas consideraciones a la hora de elegir un viaje a Viena, Budapest o Praga y te damos algunos consejos para combinarlos.Visitar Budapest o Praga o Viena

Viajar a Budapest o Praga o Viena – cómo elegir el destino

Las tres son consideradas entre las ciudades más románticas de Europa y con razón. A pesar de las duras guerras que han caracterizado la historia de esta parte del mundo, han conseguido conservar su identidad y una gran cantidad de monumentos que te dejarán sin palabras. Además, son destinos muy queridos en la época invernal, porque las tres ciudades cuentan con un verdadero ambiente navideño y con bonitos mercados de Navidad.

Estando acostumbrados a las distancias entre las ciudades principales de España, estas ciudades te parecerán vecinas, a pesar de estar en tres países distintos. De Budapest solo 240 kilómetros separan Viena, y Praga tampoco está mucho más lejos de la capital de austriaca. No necesitarás volar entre estas ciudades, ya que están bien comunicadas entre ellas por tren o autocar. Si de momento quieres elegir una de ellas para una escapada de fin de semana, te damos algunos puntos que considerar en tu elección.

Viena – una ciudad señorial

Pros:

Viena, la capital de Austria, es una de las ciudades con mejor calidad de vida en el mundo según las estadísticas que publican cada año. Debido a la fuerza militar de la casa de Austria, Viena ha conseguido mantener su arquitectura imperial mucho más que Praga o Budapest. Sus diferentes palacios como Schönbrunn o Hofburg donde vivían los emperadores, sin duda son las atracciones que más te dejarán boquiabierto. Pero hay muchas obras más de arquitectura monumental como su famosa Ópera y mucho más y esta también es la ciudad con más glamour en este sentido. Si te quieres sentirte como un príncipe Habsburgo o la Emperatriz Sissi, podrás encontrar un sinfín de cafés y restaurantes que te trasladarán a aquella época.Palacio Schonbrunn, Viena, Austria | Visitar a Budapest o Praga o Viena

Viena es también la ciudad que cuenta con la mayor cantidad de parques agradables donde relajarse lejos del ruido. No solo hablamos del inmenso Parque Prater con su noria gigante, sino de los numerosos parques pequeños en el centro de la ciudad como Stadtpark o Volksgarten.Volksgarten, Viena, Austria

Por el momento Viena es la única de las tres ciudades en que se paga en euros, por lo tanto si viajas a Praga o Budapest tendrás que pensar cómo cambiar dinero.

Contras:

La desventaja principal de elegir Viena y no Budapest o Praga es que el viaje seguramente te saldrá bastante más caro. Además del alojamiento carito, también te costará encontrar lugares donde comer barato. Aparte de comer bocadillos de salchicas u otras cosas de comida callejera, comer te costará bastante pasta, ni hablar de que un café te valdrá mínimo 2-3 euros en casi cualquier lugar.Palacio Belvedere, Viena, Austria

La geografía de Praga o Budapest nos parece bastante más bonita que la de Viena. Aunque Viena también tiene el Danubio como río en la ciudad, pero fluye lejos del centro, además las colinas donde disfrutar de vistas desde arriba están mucho más alejadas que en el caso de las otras dos ciudades. Así que no podrás disfrutar de aquellas vistas dramáticas que puedes en el caso de Budapest o Praga donde el río corta en dos el centro de la ciudad con muchos edificios espectaculares en la orilla del río. Por estar lejos del centro, el Danubio en Viena tampoco cuenta con puentes históricos que son entre las principales atracciones en las otras dos ciudades.Vista de la Ciudad desde la Noria, Parque del Prater, Viena | Viajar a Viena o Budapest o Praga

Este ya es más subjetivo, pero a nosotros nos parece que el ambiente de Praga y Budapest es mucho más animado. Viena es muy bonita, pero diríamos que le falta un poco de “vidilla”. No es que no haya muchos bares o lugares de ocio, pero las calles después de cierta están desérticas, sin ruido, en fin una ciudad demasiado sofisticada para nuestro gusto.

Praga – un cuento de hadas

Pros:

De las ciudades probablemente Praga es la ciudad más pintoresca, la más cercana a un cuento de hadas. Callejuelas medievales, edificios que te hacen sentir en la Edad Media, eso no podrás encontrar en Budapest o Viena. No es por nada que muchos monumentos de la ciudad atraen a parejas asiáticas para sacar sus fotos románticas en el Puente de Carlos u otros lugares de la Ciudad Vieja.Puente de Carlos, Praga, República Checa

Praga es una ciudad con una ubicación idónea; desde el Castillo de Praga, la Torre de Petrín o la Colina de Letna se pueden disfrutar de unas vistas inmejorables de la ciudad con el río Moldava, sus puentes y los edificios antiguos en las orillas del río.Vistas desde Letna, Praga, República Checa

Se puede comer bien y barato en Praga sin mucho esfuerzo, simplemente tendrás que evitar los típicos “tourist traps” con la carta en solamente lenguas extranjeras. No obstante, en la misma Ciudad Vieja podrás encontrar restaurantes con buena calidad-precio, pero si sales a los barrios cercanos como Vinohrady, encontrar locales de comida buena y barata será especialmente sencillo.Svíckova na smetane, Praga, República Checa

Para aquellos que les gusta disfrutar de cerveza local buena y barata, Praga será como estar en el Paraíso. Por un euro podrás tomar una jarra de cerveza local muy rica en cualquier lugar, muy diferente de Budapest o Viena, ya que en la capital húngara la cerveza local y barata es bastante mala, mientras en Viena la cerveza es mucho más cara.Cerveza Checa, Letna, Praga | Viajar por Budapest, Praga y Viena

Contras:

La belleza de la ciudad es la principal causa de los inconvenientes de Praga. De las tres ciudades es la que más puede parecer un parque temático donde los lugares tienen el único fin turístico y ha perdido totalmente su función local. El mejor ejemplo es el Puente de Carlos totalmente apropiado por los turistas. Cuando estábamos allí a las 6 de la mañana (el único momento cuando se puede respirar en el puente), estábamos pensando en el Puente de Brooklyn que también es una atracción muy turística, pero al cruzarlo nos sentíamos en un lugar que forma parte de la vida de la ciudad con gente corriendo y cruzando el puente para ir al trabajo.El Castillo desde abajo, Praga, República Checa

A la sensación esta que a veces estás en un lugar “montado” y no auténtico contribuye también que los monumentos más visitados del centro de Praga se concentran en una área mucho más reducida que en Viena o Budapest, por lo tanto la concentración de turistas en ciertos lugares es mucho mayor que en cualquier otro lugar de las otras dos ciudades. Grupos grandes de turistas asiáticos invaden el Castillo de Praga pronto por la mañana, pero en la Plaza de la Ciudad Vieja o el Puente de Carlos tampoco podrás respirar a partir de cierta hora.

Budapest – la ciudad con más sorpresas

Pros:

Gábor no podrá ser nunca objetivo con la capital de su país, pero creemos que Budapest es la ciudad que más colores y sabores tiene. Más sorpresas positivas y negativas van a cruzar tu camino que en Viena o Praga y por lo tanto es la ciudad que es más difícil conocer a fondo, donde es más fácil sacar generalizaciones y es más fácil aburrirse.Bastión Pecadores, Budapest, Hungría | Cómo visitar Budapest, Viena y Praga en un viaje

La ubicación de Budapest es idónea como la de Praga. Las vistas desde las colinas de Buda con el Danubio, el Parlamento y otros edificios históricos, es una de las vistas más bonitas del mundo. Los puentes de Budapest también son preciosos y merece la pena pasear en ellos y en la orilla del Danubio que es la arteria de la ciudad.Puente de Cadenas, Budapest, Hungría

Algo destacable de Budapest en comparación con Praga o Viena es que cuenta con unas cosas particulares que no encuentras en ninguna otra ciudad. Una son los balnearios de Budapest que representan un atractivo singular de la ciudad, especialmente en los meses de invierno cuando podrás estar en las piscinas termales rodeadas por nieve. La otra cosa única de la ciudad son los ruin pubs de Budapest, unos bares dentro de casas en estado de ruinas con un ambiente muy especial. Muchas de ellas además cuentan con patios y jardines muy agradables donde es tomar algo durante los meses de verano.Interior, Szimpla Kert, Budapest | Viajar a Budapest, Praga y Viena

Comer bien y barato es bastante fácil en Budapest también, aunque a nosotros nos parece que en Praga es algo más sencillo encontrar lugares con buen precio-calidad, mientras en la capital húngara se necesita más información “local” para descubrir lugares de comida buena y barata. Al mismo tiempo, la oferta cultural y la vida nocturna es más variada e interesante en Budapest que en la mayoría de las ciudades europeas.

Contras:

En la autenticidad de la ciudad y en el hecho que casi en ningún lugar se separa la ciudad turística del lugar de vida de los ciudadanos erigen los principales inconvenientes de Budapest. El turismo ha crecido mucho en los últimos años y la infraestructura en muchos lugares no está preparada para recibir el turismo. Hay por ejemplo muy pocas zonas peatonales en el centro la ciudad donde te podrás alejar del ruido y de la contaminación. Lo que más cuesta aceptar es que a diferencia de Praga o Viena donde hay amplios paseos en las orillas del Danubio, en Budapest la orilla del Danubio está reservada al tráfico.Metro viejo, Budapest, Hungría

De las tres ciudades Budapest también es la más sucia y menos cuidada, en muchos lugares a veces de verdad da vergüenza. El transporte público cubre bastante bien la ciudad, pero los problemas son lamentablemente bastante frecuentes. Duele decir, pero es también donde más fácilmente se cruza con gente borde, el ejemplo más espantoso sigue siendo que podemos ver a dos hombres en las bocas de metro que controlan los billetes con mala cara, sin saber una palabra en idiomas extranjeros. Budapest es también donde más lugares de timo escandaloso hay, solo basta pensar en los restaurantes y clubs de la Calle Váci donde una bebida te puede valer un ojo de la cara.

Viajar a dos ciudades o a las tres

Cómo montar el itinerario

Si estás pensando visitar varias de estas ciudades en el mismo viaje en una semana podrás hacerlo, ya que las distancias y la buena comunicación te permiten mover entre las ciudades con bastante velocidad sin perder tiempo. La mejor forma de hacerla es volar a Praga o Budapest y coger el vuelo de vuelta desde la otra dejando Viena como la parada intermedia. Tu ruta por lo tanto será o Budapest-Viena-Praga o Praga-Viena-Budapest. Tanto Budapest como Praga cuentan con vuelos de bajo coste desde diferentes ciudades españolas y otras europeas. Desde Barcelona por ejemplo hay vuelos de las compañía Wizzair, Ryanair y en verano incluso vuelos de Vueling a Budapest, mientras a Praga vuela Ryanair y Vueling también.Teatro Nuevo, Budapest, Hungría | Cómo visitar en un viaje Budapest, Praga y Viena

Entre Praga y Viena el viaje en tren no supera las 4 horas y Budapest está todavía más cerca de Viena: el trayecto se recorre en poco más de 2 horas y media. Si eliges solamente dos ciudades Viena ocupa la mejor posición para combinarla con tanto Budapest o Praga, mientras que combinar Budapest con Praga es lo menos conveniente.

La mejor época para viajar

Las tres ciudades cuentan con clima continental, lo que significa que en verano suele hace bastante calor, mientras en invierno mucho frío. Las tres ciudades son muy turísticas y en verano se llenan de gente, si no quieres tropezarte con un grupo de españoles en cada esquina, evita agosto. El invierno puede ser interesante por el espectacular ambiente navideño, pero considera que las horas de luz son muy pocas y en todas las ciudades puede hacer tanto frío que no te apetecerá estar fuera. Solamente con el vino caliente que venden en invierno te podrás calentar. La primavera y el otoño significan un buen compromiso y para nosotros es la mejor época para visitarlas.Vistas desde la Ciudadela de Vysehrad, Praga, República Checa

Algunos consejos útiles

En Viena podrás pagar en euros, mientras en Praga se utiliza la corona checa y en Budapest pagarás en florines. Tanto en Budapest como en Praga hay casas de cambios que aplican una tarifa justa y encontrarás cajeros automáticos en cada esquina. En Budapest, no cambies ni un euro en el aeropuerto, aplican unas tarifas de vergüenza.

Budapest probablemente es la única ciudad donde utilizarás mucho el metro por las distancias y los lugares de interés repartidos en lugares relativamente lejanos. Allí merece la pena comprar un abono de transporte público, mientras en Viena o en Praga utilizarás el transporte público mucho menos, ya que la mayoría de los monumentos están dentro de una área que recorrerás a pie, por lo tanto es suficiente comprar billetes sencillos o quizás para algún día puntual, un billete diario.

Esperamos haberte ayudado a elegir bien tu destino de viaje entre Budapest, Praga y Viena, tres ciudades maravillosas de Europa Central. La verdad es que no te podrás equivocar, porque visitar cualquiera de ellas o hacer un viaje por varias de estas ciudades será una fantástica experiencia.

Ahorra con nuestros enlaces

– ZZZ… Reserva tu HOTEL al MEJOR PRECIO en Budapest, Praga y Viena

– WOW… Reserva las MEJORES VISITAS GUIADAS BARATAS en Budapest, Praga y Viena

– YEAH … Compra las MEJORES ENTRADAS SIN COLAS en Budapest, Praga y Viena

– AUCH… Contrata EL MEJOR SEGURO DE VIAJE con 5% DE DESCUENTO

– BRUM BRUM… Ahorra en  TU ALQUILER DE COCHE 

– TE REGALAMOS… 25€ EN TU PRIMERA RESERVA CON AIRBNB